• Un adelanto del ajuste, el pacto sindical y Carrió contraataca en la Justicia
    • Cristina Kirchner vs. Claudio Bonadio: recelos, favores y un cuarto round en Tribunales
    • Sigue la búsqueda de Claudio Uberti que está prófugo desde el viernes
    • Margarita Stolbizer dijo que la causa de los cuadernos "es una parte" y apuntó al flujo de dinero "en las áreas de subsidios"
    • Gerardo Morales quiere casarse pero, por ahora, no puede
    • Cristina Kirchner pidió a sus seguidores que no vayan a Comodoro Py

ROG Zephyrus GX501: la poderosísima laptop gamer de Asus que es casi tan finita como una Macbook Pro

ROG Zephyrus GX501: caja principal y de accesorios

¿Portabilidad o rendimiento? El dilema para las laptops gamers parece estar resuelto: Asus trajo oficialmente a Argentina la ROG Zephyrus GX501, la portátil con placa Nvidia GTX1080 más finita del mercado, y viene con un gran procesador, mucha memoria y un buen disco.

La máquina trae un Intel Core i7, 24GB de RAM y un disco SSD de 1 TB, es decir, mucho poder de procesamiento para jugar en altísima calidad.

Es probable que sea la mejor laptop gamer del año pasado (se lanzó al mercado en 2017), ya que cumple con casi todo lo esperable: ultradelgada, liviana, hecha en aluminio, compatible con Realidad Virtual (VR), alta tasa de refresco de la pantalla e iluminación RGB personalizable.

Además, tiene un sistema de enfriamiento tremendamente eficiente que se deja ver con sólo abrir la laptop. 

Por supuesto, tan poco espacio y tanto poder viene con una deuda: una pantalla que no es 4K (o al menos 1440), un bajo rendimiento de la batería y un teclado que puede resultar incómodo según la posición en la que se use.

Clarín la probó durante dos semanas con los juegos The Witcher 3, Rise of the Tomb Raider, Metal Gear Solid V y Fallout 4, y la experiencia fue muy fluida. Por supuesto, también es una gran computadora para trabajos avanzados de edición de contenidos.

Acá, lo mejor, lo peor, el (alto) precio y cómo conseguirla en Argentina.

La Zephyrus es parte de la marca Republic of Gamers (ROG), la división dedicada a videojuegos de Asus. Es una de las marcas más reconocidas en el ambiente por sus placas madre, placas de video y laptops gamers (además de producir monitores y otros componentes).

Es la notebook gamer con gráficos NVIDIA GeForce GTX1080 de 8gb y CPU Intel Core i7 7700HQ más delgada del mundo.

Mide 18 milímetros de alto y pesa 2,24 kilos con la batería.

Está construida en aluminio y es muy robusta. Tiene un sistema para evitar la acumulación de polvo que funciona bastante bien.

Dentro de la caja vienen varios accesorios: un destornillador para abrirla, un adaptador para puerto LAN, un mouse muy cómodo y un descanso para las muñecas.

El teclado de la laptop está ubicado sobre el borde inferior, porque todo el sector superior está diseñado para disipar el calor de la placa de video. Por eso el descanso para muñecas es un accesorio fundamental.

ROG Zephyrus GX501: lo que viene en la caja

El nombre de esta laptop no es casual: Zephyrus (Céfiro, en español) era el dios griego del “viento del oeste”. El sistema de ventilación que tiene la laptop para disipar el calor se destaca apenas uno levanta la tapa del equipo.

El sistema se llama ROG Active Aerodynamic System (AAS). “Permite que Zephyrus funcione de manera silenciosa sin sacrificar el rendimiento. La apertura de la tapa revela una ventilación en la parte inferior que conduce a una cámara de aire de 9 mm de altura”, explicaron desde Asus.

“Comparado con los diseños tradicionales de laptops, el AAS crea un 20% más de espacio para la circulación de aire, aumenta el flujo de aire hasta en un 32% y reduce las temperaturas internas hasta en un 20%”, añadieron.

Además tiene un sistema anti-polvo que expulsa partículas de suciedad a través de túneles para evitar la acumulación en las aletas térmicas. Tiene una exclusiva arquitectura de tubos de calor refrigera los componentes de potencia de la CPU, la GPU (procesador de video) y el chipset de forma independiente.

Asus consiguió meter una placa de video Nvidia GTX 1080 en una laptop. Para tener una idea, en una PC, estamos hablando de esta placa:

Nvidia GTX 1080: así es la placa en una PC.

Es decir: el GPU (el chip) que está en esa placa, lo adaptaron a este grosor:

Rendimiento y delgadez.

La pantalla de 15.6 no parece gran cosa en un principio. Corre a una resolución de 1080p.

Clarín lo consultó con Asus y así lo explicaron: “En este caso no se trata de lograr que un juego se mantenga por encima de los 60fps, independientemente de la configuración para la pantalla full HD, sino que se acerque tanto como sea posible a la frecuencia de refresco de la pantalla, que es de unos 120 Hz”.

“La experiencia de jugar a velocidad de muestreo de 120FPS en pantallas de 120Hz es mucho más gratificante que jugar a 60 FPS en la misma pantalla. La única forma de lograrlo es teniendo la placa de video Mobile más potente, en este caso la 1080M, que cómodamente debería superar los 60FPS en muchísimos juegos”, detallaron. 

FPS son Fotogramas por Segundo, o cuadros por segundo, y es la velocidad a la que una pantalla muestra la imagen, que se conforma por cuadros o fotogramas. De esto se encarga la placa de video. 

La tasa de refresco hace referencia a la cantidad de imágenes que puede mostrar una pantalla: se mide en hercios (Hz) y refiere a una frecuencia. Que este número esté por encima de 100 significa que en un segundo la pantalla se actualiza cien veces. La coincidencia de números tan altos en ambos parámetros da como resultado una imagen muy nítida y de altísima calidad. 

ASUS hizo un buen trabajo con la tasa de refresco de la pantalla

La conclusión es que Asus se centró en la velocidad del juego, aunque quizás hubiese sido más tentador ver una pantalla en 4K para tanto poder de procesamiento. Pero si no iba a ser 4K, al menos 1440 hubiese sido una opción más atinada.

Rise of the Tomb Raider

Los juegos que probamos corrieron cómodos por encima de los 100 FPS. Esto tiene que ver con lo que explicó Asus: la tasa de refresco de la pantalla se acerca a los cuadros por segundo. Y todo con la configuración gráfica en Ultra.

Conectada a un monitor 4K, el rendimiento baja y ronda los 40 FPS, por lo que hay que bajar la calidad gráfica a media o baja. 

En Realidad Virtual (VR), funciona a la perfección y la experiencia es muy fluida.

Asus incorpora un software para monitorear el rendimiento de la computadora: uso de los núcleos del CPU, de la memoria RAM, temperatura y otros parámetros. 

El ROG Gaming Center, para monitorear los parámetros de configuración

El mismo un software exclusivo de ROG permite a los jugadores cambiar entre modos GPU integrados y discretos: el modo de ahorro de energía Optimus prolonga la duración de la batería, mientras que el modo G-SYNC libera toda la potencia de la placa de video.

Además, es tremendamente silenciosa: casi no se la escucha cuando está prendida.

Viene con 4 puertos USB 3.1, un puerto USB-C Thunderbolt, HDMI y entrada para auriculares. En la caja trae un adaptador para puerto LAN, que no viene incorporado en la laptop. Se enchufa vía USB.

La laptop incluye un soporte para apoyar las palmas que es muy cómodo, casi imprescindible para jugar juegos de primera persona o que demanden el uso del teclado.

El problema que tiene es que cuando está el regazo, el teclado queda muy incómodo.

RGB configruable: ASUS tiene distintas configuraciones

Sugerimos usar el mouse que trae aparte del trackpad, que es muy bueno para juegos FPS.

En cuanto a la iluminación por RGB, la Zephyrus viene con Aura Sync, que permite a los jugadores personalizar y sincronizar efectos de luz con mouse, auriculares, teclados y otros periféricos compatibles.

Zephyrus tiene un sistema con dos tipos de placas de video, la discreta que es la joya para jugar y una integrada. El modo de ahorro de energía Optimus apaga el NVIDIA G-SYNC, prolongando la duración de la batería para proporcionar hasta seis horas de tiempo de navegación web a través de Wi-Fi.

En nuestra experiencia, estábamos en medio de una misión de Rise of the Tomb Raider cuando nos advirtió que se estaba quedando sin batería.

De todos modos es algo lógico, considerando lo finita que es. 

Y que los gamers no compran laptops para jugar por la duración de la batería, claro.

El servicio técnico lo opera TechGo, de Compumundo, la empresa que la vende en Argentina. Si el usuario tiene algún problema, basta con llevar la computadora a cualquier sucursal, incluso si no la compró allí.

Clarín llamó al teléfono del servicio técnico (0810-444-8320) para comprobar cómo funciona y la atención fue inmediata. La indicación fue acercar el aparato a cualquier sucursal de Compumundo, pero también hay una opción de asistencia telefónica para solucionar problemas de manera remota.

Si el usuario no vive cerca de una sucursal, Asus gestiona un retiro por UPS bonificado.

El precio oficial es $114.999 y Compumundo ofrece 12 cuotas sin interés con Visa.

Asus: la duración de la batería podría ser mejor

Asus logró algo impensado hasta hace un tiempo: desde el punto de vista del diseño, es realmente impresionante que hayan metido tanto poder de procesamiento en tan poco espacio.

La computadora responde rapidísimo a todo, con lo cual las tareas por fuera del gaming se pueden realizar sin ningún tipo de problema, aún con archivos muy pesados y edición avanzada de contenidos.

El producto es de primerísima calidad, y eso explica el elevado precio. Es muy robusto y el aluminio fue una excelente opción de diseño y durabilidad.

Aunque, como dijimos, quizás una pantalla con mayor resolución hubiese sido apreciada: si 4K era imposible porque se necesitan dos GPU, quizás en 1440 hubiese estado mejor para disfrutar el impresionante poder de procesamiento.

Sobre todo si se tiene en cuenta que es una computadora con 24 gb de RAM, un número muy por encima de lo necesario para jugar en resoluciones de 1080p.

Si se está buscando algo para jugar y también para trabajar, su aspecto tan finito no hace que desentone. Esto no es menor, ya que la mayoría de las laptops gamers son bastante gruesas. 

Pero recomendamos usar los periféricos, sobre todo el apoyamuñecas que trae, porque el teclado por sí mismo está en una posición que es realmente muy incómoda.

Por lo demás, el precio es excesivamente alto para lo que estamos acostumbrados a pagar en Argentina, y seguramente haga que los gamers​ sigan eligiendo la opción de escritorio a algo portátil que esté por encima de los 100 mil pesos. 

A favor:

-Tremendamente poderosa -Increíblemente finita y liviana para el poder de procesamiento -Sistema de enfriamiento muy efectivo -Silenciosa

En contra: La resolución de la pantalla podría ser más alta -Teclado incómodo sin el apoyamuñecas -No tiene lector de memoria SD.