• Con las coimas de la obra pública se podrían haber financiado 130 campañas presidenciales
    • Varias localidades bonaerenses amanecieron con pintadas en apoyo a Cristina Kirchner
    • Fin del misterio: lograron identificar los restos de un caído que estaba en una tumba compartida en Darwin
    • Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"

La pistola 3D que ahora Estados Unidos permite descargar de internet

La pistola “Libertator” y sus componentes, todos impresos en 3D.

Tras una batalla legal vigente desde 2013, el Departamento de Justicia estadounidense llegó a un acuerdo judicial con Defense Distributed, los creadores de los planos de una pistola que pueden ser imprimidos con casi cualquier impresora 3D de la actualidad. 

La organización sin fines de lucro Defense Distributed, que desarrolla y publica diseños de armas de fuego de código abierto, a través de su fundador Cody Wilson, demandaron al gobierno de Estados Unidos en 2015 después que les obligaran a retirar los planos la pistola “Liberator” de su página web, donde habían sido descargado ya más de 100.000 veces según sus creadores. A partir de septiembre, la organización podrá ofrecer sus planos de nuevo.

Según un comunicado de la Second Amendment Foundation, una fundación que promueve el uso de las armas y que colaboró en la defensa de la empresa, “bajo los términos del acuerdo, el gobierno ha aceptado retirar sus reticencias contra los demandantes, permitiéndoles publicar de forma libre los archivos 3D y otra información relevante”.

La pistola de un solo tiro fue hecha casi enteramente de plástico de acrilonitrilo butadieno estireno, conocido como plástico ABS por sus siglas en inglés -el mismo material del que están hecho los ladrillos de Lego, por ejemplo- que puede ser producida en una impresora 3D. Las únicas partes de metal eran el percutor y una pieza extra incluida para cumplir con la Ley de armas de fuego indetectables.

El acuerdo, que data del 29 de junio de 2018, dice que Wilson y Defense Distributed pueden publicar los planos, archivos y dibujos en 3D de cualquier manera y los exime de las restricciones de exportación. El gobierno también acordó pagarle casi 40.000 dólares de los honorarios legales de Wilson y reembolsar algunas tarifas de registro.

Pero no todo el mundo está contento con el acuerdo del gobierno. Activistas por la regulación de las armas calificaron la decisión de preocupante. “Estamos extremadamente preocupados por el repentino acuerdo del Departamento de Justicia que permite que los archivos 3D sean publicados en línea. Y vamos a solicitar información sobre las deliberaciones”.

”Son intrazables e indetectables, pueden saltarse las regulaciones existentes a la venta y nos ponen a todos en riesgo.” proseguieron los activistas. “Hacer más fácil que gente peligrosa consiga armas es irresponsable y estúpido”. Otros activistas pro-armas también han criticado la decisión por ser capaces de superar los controles en los aeropuertos.

El hecho de que las impresoras 3D de gama alta sigan siendo demasiado caras para la mayoría de las personas no alivia sus preocupaciones.

“Quedamos impactados y decepcionados de que el gobierno de Trump haya hecho un trato secreto con muy poco aviso”, dijo Avery Gardiner, copresidente de la Campaña Brady para la prevención de la violencia con armas, en declaraciones a CNN. 

“Las personas que las hacen serán actores estatales o carteles criminales bien financiados que tienen la habilidad de ejecutar ataques criminales bien organizados en Estados Unidos y en otros lugares”, aseguró.

Por último, Gardiner afirmó que el hecho de entregar los planos de las armas a cualquier persona por el hecho de acceder a internet, es una amenaza a la seguridad nacional.

Fuente: La Vanguardia y CNN