Tailandia: llegó el minisubmarino de Elon Musk, pero las autoridades lo desestimaron como plan B

Elon Musk, CEO de SpaceX y Tesla, durante una conferencia en Washington. (AFP)

El magnate Elon Musk anunció este lunes que el submarino que desarrolló para colaborar con el rescate de los chicos atrapados en la cueva Tham Luang ya se encuentra en Tailandia, listo para ser utilizado.

El presidente de SpaceX y Tesla anunció este martes que se encontraba en el lugar y que había enviado a su nueva creación para las tareas de salvataje. “Acabo de regresar de la Cueva 3. El minisubmarino está preparado si fuera necesario”, tuiteó el empresario.

Sin embargo, en el mediodía tailandés, las autoridades locales desmintieron que lo consideren como una alternativa viable. “Es una tecnología sofisticada, pero no es práctica para esta misión”, indicó Narongsak Osatanakorn, líder de la coordinación para el rescate.

El dispositivo, fabricado con una pieza de un cohete Falcon de SpaceX, tiene forma tubular y su diámetro es suficientemente pequeño como para pasar por los túneles más estrechos de la cueva, pero suficientemente grande como para que entre un niño. Los buzos deberían transportar el aparato, que cuenta con ingreso de oxígeno en las partes trasera y delantera, a través del agua que inunda la cueva.

Just returned from Cave 3. Mini-sub is ready if needed. It is made of rocket parts & named Wild Boar after kids’ soccer team. Leaving here in case it may be useful in the future. Thailand is so beautiful. pic.twitter.com/EHNh8ydaTT

En cambio, el entrenador de 25 años que también espera la salida tendría que movilizarse por sus propios medios con la colaboración de los buzos.

“Está fabricada con partes de cohetes (de SpaceX) y lleva el nombre de Wild Boar (Jabalí Salvaje), como el equipo de fútbol en el que juegan los chicos”, describió Musk, que dejará el dispositivo en Tailandia “en caso de que pueda resultar útil en el futuro”.

Just got back from Cave 3

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el 9 Jul, 2018 a las 2:43 PDT

Aunque él había aclarado que trabajaba en comunicación con las autoridades tailandesas, la coordinación dio de baja la posibilidad de recurrir al dispositivo.

No es la única diferencia entre ambas partes: mientras que el magnate mantuvo un perfil alto en las redes sociales sobre los avances de su experimento, los líderes del salvataje y el gobierno del país asiático trabajaron con mucho cuidado en los últimos días.

Desde la primera jornada de labor los periodistas y fotógrafos fueron desalojados de la cueva y ahora se encuentran a un kilómetro de la zona crítica. Y durante la madrugada argentina del lunes, los rescatistas no anunciaron el inicio de los operativos hasta unas tres horas después de su comienzo.

Eso sí, lo hicieron con cierto optimismo, reflejado un rato más tarde en la aparición de cuatro de los jóvenes, lo que elevó a ocho la cuenta de personas rescatadas. En el mediodía de este martes en Tailandia, todavía quedaban otras cinco, entre los niños y el profesor de fútbol.

Con información de AFP