• La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado
    • Encuesta exclusiva: el piso y el techo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner para la elección presidencial
    • Un fiscal habló de "parentesco" entre la causa Odebrecht y la de los cuadernos de la corrupción
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"

Por el mal estado de las escuelas, en Moreno los directores decidieron suspender las clases

El patio de la Primaria N° 49 de Moreno tras la explosión.
Foto: Maxi Failla.

Después de la explosión en la Primaria N° 49 de Moreno, en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, los directores de las escuelas de ese distrito decidieron que el lunes no abrirán los colegios del Partido.

La decisión fue tomada en una reunión que se llevó a cabo el sábado a la mañana en la Media N° 2 de Moreno. Determinaron “la suspensión de clases a partir del lunes” por tiempo indefinido hasta que estén garantizadas las condiciones de seguridad para volver a las aulas en esa zona del Oeste del Conurbano bonaerense.

Los directores anunciaron la medida a través de un comunicado con 16 puntos que leyeron ante los medios. A la vez, aseguraron que con un plan de contingencia buscarán garantizar la continuidad pedagógica y los servicios de los comedores para preservar a los chicos. Solicitan, también, que desde el Municipio hagan un refuerzo de los cupos en los merenderos barriales. 

En diálogo con Clarín, docentes de escuelas de Moreno afirmaron que ningún establecimiento está en condiciones de recibir a los chicos y que la tragedia del miércoles “podría volver a pasar en cualquier momento”.

En el comunicado firmado por distintos directivos, piden que las autoridades provinciales se hagan cargo de inspeccionar y habilitar los edificios. En uno de los puntos se comprometen a no levantar la suspensión hasta que estén “todos los servicios educativos con credencial certificada” y que cada colegio tenga la “habilitación por parte de profesionales matriculados de la Dirección General de Cultura y Educación y el Ministerio de Trabajo provincial”.

Piden que se presenten los inspectores en los establecimientos, porque contaron que desde la tragedia ninguna autoridad bonaerense se acercó a verificar el estado del resto de las escuelas del distrito, y aseguran que prácticamente en todas hay problemas que ya fueron denunciados ante el Consejo Escolar local, que está intervenido desde antes de la explosión del miércoles. 

La medida abarca al nivel inicial, primario, superior, a las escuelas especiales y a la de estética, donde el año pasado se cayó el techo un salón.

Último adiós a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, víctimas de la explosión en una escuela de Moreno

Los directivos también consignaron que el martes realizarán un abrazo a la Primaria N° 49 y que marcharán a una fiscalía para exigir que se establezcan “las responsabilidades políticas y penales” por las muertes de la vicedirectora y el auxiliar. Además, el lunes harán asambleas en la puerta de las escuelas para explicar la situación a la comunidad educativa. En varias instituciones ya están avisando a las familias que reprogramarán las fechas de mesas de examen, entre otras actividades curriculares. 

“Fue una decisión de los directores autoconvocados. Por primera vez nos juntamos todos, porque no queremos que esto se repita y sabemos que con el estado actual de las escuelas puede volver a suceder una tragedia”, afirma una de las autoridades de una Primaria de Moreno que participó el sábado de la reunión que se llevó a cabo en la Media N°2.

“La situación edilicia es crítica en todas las escuelas. En la mía, tengo el tablero eléctrico dentro de un aula donde cursan nenes de 11 años. Ese salón tiene filtraciones cada vez que llueve”, explica el docente, que prefiere que no se publique su nombre.    

El entierro de Sandra, la vicedirectora que murió por la explosión. Foto: Mario Sayes.

Estiman que esta situación se prolongará al menos por una semana, pero sostienen que dependerá de la respuesta de las autoridades provinciales que están a cargo de los arreglos de los colegios.