Murió desangrada y un fiscal investiga si fue un aborto clandestino

Una mujer de 25 años murió en el Hospital Zonal de Goya, al que llegó con hemorragias. Ahora un fiscal investiga si su muerte fue por consecuencia de un aborto clandestino. 

“No sabemos con certeza si hubo práctica ilegal, pero si que tenía un aborto en curso”, dijo el director del hospital Raúl Martínez. El médico explicó que la mujer ya estaba grave al llegar al hospital. “Al parecer dejó pasar varios días antes de hacer la consulta en el hospital de Perugorría. Allí notaron la gravedad, y cuando la trasladaron aquí ya estaba muy grave”.

“La pacientemente estaba embarazada, aparentemente había realizado la pérdida en su domicilio y a partir de allí, consulta a su hospital de origen unos cuatro o cinco días después de lo ocurrido, y cuando llega al hospital de Goya, viene con un cuadro grave desde el punto de vista hemodinámico. Había estado con pérdidas de sangre todos esos días”, explicó Martínez.

La Justicia de Instrucción de Goya podría abrir una investigación penal para determinar si la joven de 25 años -madre de dos hijos- murió por un aborto clandestino.

“Cuando llegó el martes a la tarde ya estaba descompensada por la gran cantidad de sangre que había perdido. Vino por sus propios medios acompañada por su pareja. Si bien ya estaba mal, aún estaba consciente”, comentó la directora del hospital público de Perugorría, Paola Rodríguez, en declaraciones publicadas por El Litoral.

“Llevaba siete días de sangrado, estaba muy descompensada, no tenía sangre. No tenía ni un litro de sangre, era un papel. Estaba en muy mal estado y tuvimos que derivarla inmediatamente a Goya”, agregó.

Rodríguez explicó que la mujer alcanzó a decirles que “estaba embarazada y aparentemente había perdido su bebé” y que “no vino antes porque una amiga le dijo que haga reposo en su casa, que ya se le iba a pasar”.