Murió Carlo, el menor de los hermanos Benetton

Carlo Benetton, en el año 2000 (Archivo Clarín)

Carlo Benetton, el menor de los hermanos fundadores del célebre grupo de moda italiano que se lleva su apellido, murió a los 74 años de edad en Treviso (norte de Italia), anunció este martes la firma.

El empresario murió en su residencia de Treviso por una enfermedad que le descubrieron hace seis meses.

Junto con sus hermanos Luciano, Gilberto, y Giuliana, había participado en la fundación de la compañía en 1965 en la localidad de Ponzano Veneto, en el noreste de la península, fabricando y comercializando telas y suéteres.

El imperio de Benetton creció en los años 80 gracias a los innovadores jerseys de lana de colores fuertes, y se expandió en todo el mundo con tiendas en más de 100 países y creando fábricas en países donde la mano de obra era muy barata.

Benetton en Trelew en agosto de 2000, en un viaje en el que visitó una peinaduría de lanas de su propiedad. (Archivo)

La marca “United Colors of Benetton” fue protagonista también en la década del 90 de verdaderos escándalos por las chocantes campañas publicitarias ideadas por el fotógrafo Oliviero Toscani a favor de la integración, los derechos humanos y el mestizaje.

El beso de un cura y una monja, una de las polémicas publicidades de Benetton (Archivo)

Oliviero Toscani, responsable de varias e las famosas campañas publicitarias de Benetton, en una foto de 2001 (AFP)

Los hermanos Benetton decidieron en 2003 jubilarse con anticipación y dejar la administración de su fortuna en manos de expertos ejecutivos.

La empresa se convirtió en un holding con intereses en el sector de autopistas, restaurantes, aeropuertos, finanzas e inmensos terrenos en la Patagonia argentina, y fue confiada inicialmente a Alessandro Benetton, hijo de Luciano, quien lo cedió luego a un grupo de gerentes que no provenían de la familia.

Luciano Benetton, el más famoso de los hermanos, en 2002. El año pasado volvió al frente de la compañía (Archivo)

El grupo cerró el año 2017 con una pérdida de 180 millones de euros, la mayor de su historia, por lo que Luciano, de 82 años, decidió regresar al frente de la compañía y cambiar de estrategia para reconquistar sus clientes en todo el mundo.

Fuente: AFP

AFP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *