• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Moreno: sólo 6 gasistas empezarán a controlar 230 escuelas para que vuelvan las clases

Sin clases en todas las escuelas de Moreno, por una decisión de los directores que exigen “garantías de seguridad” para reabrir las aulas después de la tragedia de la semana pasada, la Provincia decidió que enviará equipos de gasistas matriculados para revisar todas las instalaciones escolares del distrito.

No será una tarea sencilla y tampoco tienen certeza del tiempo que demorará esta empresa. Según confirmó a Clarín el interventor del consejo escolar de Moreno, Sebastián Nasif, saldrán a la calle los seis técnicos registrados como contratistas para estas labores. Y tienen en carpeta convocar a otros 10 más, siempre que cumplan con los requisitos administrativos y las exigencias técnicas que permitan entrar a las escuelas.

El jueves, 20 minutos antes del ingreso de los alumnos, una explosión por escape de gas en una sala de la Escuela Primaria N 49 “Nicolás Avellaneda” provocó la muerte de la vicedirectora, Sandra Calamano y del portero, Rubén Rodríguez. Según consta en el expediente judicial que se inició por este caso, un día antes un operario había realizado tareas de mantenimiento en la red. Los padres y maestros dijeron que hubo por lo menos ocho pedidos de arreglo previos al estallido.

El viernes hubo un paro en Provincia y CABA por la muerte de los trabajadores de la educación. Y el sábado, un grupo de directores autoconvocados dispusieron un “la suspensión de clases” a partir de hoy y por tiempo indeterminado hasta que se revise la última perilla de gas de los edificios escolares. “Puede pasar otra tragedia en cualquier momento”, fue el reclamo. Sostuvieron que “en casi todas” las escuelas hay dificultades con el servicio que fueron denunciadas ante el Consejo Escolar.

Moreno tiene 230 edificios, 233 servicios educativos de todos los niveles (inicial, primaria, secundaria, terciaria) y más de 115.300 estudiantes matriculados, según el relevamiento de fines de 2017.

Ayer, Nasif admitió que “todavía tenemos dos escuelas sin gas. Allí los chicos tienen dificultades por el frío”, admitió el interventor que también quedó bajo la lupa de la Justicia y las autoridades por su actuación. Se trata de la primaria N 8 “Sargento Eduardo Romero” y la primaria N° 79 “Almafuerte”. Por diversas fallas se interrumpió el servicio el año pasado y aún no lo pudieron reinstalar. En lo que va del año, se habilitó el suministro en 15 establecimientos, dijo Nasif. Y admitió que “desde el jueves hasta hoy (por el domingo) recibimos una decena más de pedidos de arreglo”.

En La Plata nadie puede predecir cuándo retomará el ritmo normal en el sistema educativo de ese municipio del Oeste del GBA. “Esta semana seguro no habrá actividad. Hay casi un 90% de los directivos que adhieren a la medida anunciada el sábado. Creemos que de a poco se irá retomando el dictado de clases”, dijeron fuentes de la Dirección General de Escuelas.

No obstante, aseguran que estará garantizado el servicio alimentario que alcanza a más de la mitad de la matrícula en esa zona castigada por la pobreza.

Más complejo es el panorama para los poco más de 400 estudiantes de la escuela 49. Hoy podrían reingresar las autoridades, previa autorización de la fiscal Gabriela Urrutia, que investiga la causa del accidente. “Tenemos entendido que buena parte de la edificación estaría en condiciones de recibir alumnos”, confían en Escuelas. Pero antes será necesario un trabajo de contención para los menores y para los docentes compañeros de las víctimas de la explosión. Aseguran en el ministerio que esa tarea comenzaría este lunes. Mientras, recibirán las viandas con desayuno, almuerzo y merienda en la nave de la iglesia evangélica “Familiar Cristiana de la Asamblea de Dios” que está frente al edificio escolar.

Igual que el resto de los estudiantes de Moreno, tendrán tareas preparadas en cuadernillos y actividades pedagógicas para realizar en sus casas. Así será el proceso de aprendizaje en las próximas semanas. Una receta educativa con resultados inciertos para un universo estudiantil con mayoría de integrantes que conviven en situaciones de vulnerabilidad social y requieren de la contención de la escuela.