Los derechos de autor y los temas calientes jaquean a la enciclopedia

El artículo sobre la Nahir Galarza, quien mató a Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, en los últimos días tuvo 18 modificaciones. Las primeras 14, realizadas por el mismo usuario. Está incluída en “Asesinas de Argentina”.

La Fundación Wikimedia, organización sin ánimo de lucro que se dedica a promover la libertad de contenidos a través de la enciclopedia digital Wikipedia, estuvo recientemente bajo la lupa. Esta semana, en protesta por la reforma de la ley de derechos de autor del Parlamento Europeo, decidió bloquear sus contenidos por 36 horas. Además, localmente, hubo polémicas por el tratamiento de algunos artículos como el de Nahir Galarza y a nivel global, fue cuestionada por el bajo número de biografías de mujeres que atesora.

En los últimos meses, bandos en discordia integrados por pequeñas plataformas digitales, gigantes de Internet, asociaciones de autores, discográficas, activistas de la libertad digital, académicos y asociaciones civiles, contraponían sus apuntes sobre los beneficios y las flaquezas de esta ley de derechos de autor. Finalmente, el informe de la comisión sobre la “Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital” fue rechazado por 318 parlamentarios, frente a 278 que votaron a favor, con 31 abstenciones.

“Esta medida hubiera impactado principalmente al ecosistema en el cual gravita Wikipedia. Al verse afectados páginas y sitios de comunicación, estaba en riesgo la libre circulación del conocimiento, una idea que defiende la enciclopedia desde sus inicios. Además, una ley de estas características sería un precedente terrible”, explica Giselle Bordoy, responsable de comunicación y cultura en Wikipedia Argentina.

Dos resoluciones en particular proyectaban una oscuridad dañina sobre Wikipedia. La primera, enmarcada en el artículo 11, busca “proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales”, pero lo hace limitando el acceso a la información y conocimiento. Para referenciar un artículo, era necesario pedir permiso a todos y cada uno de los editores de prensa en cada caso particular. Y el artículo 13 obligaba a todos los sitios Web a instalar herramientas de filtrado automático para comparar las aportaciones de sus contribuidores con bases de datos de copyright.

En otro contexto, la dificultad de Wikipedia se expone ante el mandato de objetividad en algunos artículos que dividen a la opinión pública, como el Paro agropecuario patronal en Argentina de 2008, el caso Maldonado, el ARA San Juan, casos donde es complejo hallar un punto de equilibrio de pensamiento.

“Cuando se presenta un tema que genera debate, los bibliotecarios, que son como los administradores del sitio, se encargan de controlar y moderar los contenidos para que no haya conflictos. Si en el texto encuentran apreciaciones personales o no están citadas referencias de artículos, libros o investigaciones, tienen la capacidad de impugnar el artículo”, sostiene Bordoy.

Cuando se ingresa en “Aborto en Argentina”, un cartel notifica: “Este artículo o sección se refiere o está relacionado con un evento reciente o actualmente en curso. La información puede cambiar frecuentemente. Por favor, no agregues datos especulativos”.

Sin ir más lejos, la página de Nahir Galarza, en los últimos días tuvo 18 modificaciones. Las primeras 14 fueron realizadas por el mismo usuario, apodado como “Exo22”, y luego otros cuatro usuarios hicieron aportes. Por eso, al leer el artículo se notan las posturas de ambas partes: quienes defienden y quienes repudian a la joven. Un dato llamativo es que el perfil de Galarza está incluido en la categoría “Asesinas de Argentina”, donde comparte reja con Susana Freydoz, Francisca Rojas, Claudia Sobrero, Romina Tejerina y hasta con la famosa “envenenadora” Yiya Murano.

Mientras que al ingresar a Aborto en Argentina, a modo de prevención un cartel notifica que “Este artículo o sección se refiere o está relacionado con un evento reciente o actualmente en curso. La información puede cambiar frecuentemente. Por favor, no agregues datos especulativos”. “En todos los casos, se privilegia el dato sobre la opinión. Los supuestos y las posiciones políticas que no están avaladas por fuentes de diferente procedencia, pueden ser modificados o borrados”, revela Bordoy.

Como una salvedad, un recuadro dentro del artículo del fiscal Alberto Nisman en Wikipedia sostiene que “existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección”.

Otro punto crítico aparece al escribir en el buscador Alberto Nisman. Como una salvedad, un recuadro sostiene que “existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección”. Y al intentar modificar su estructura se comunica: “Cuidado con el plagio! Cualquier contenido copiado de otros sitios, libros, será eliminado, salvo que esté publicado bajo una licencia libre. El contenido enciclopédico debe ser verificable”.

Otro hecho con el que también debe lidiar la enciclopedia es que hay más de millón y medio de biografías de personas de todas las épocas de la humanidad, pero solo el 17% son de mujeres. El 90% de los editores humanos de la enciclopedia son varones, y solo el 15% del contenido está generado por mujeres. Este desequilibrio se evidencia cuando alguien escribe la palabra “héroe” y aparece una larga descripción de seres míticos, guerreros, luchadores con nombres de varones. Si se busca “heroína” se encuentran datos de la droga.