Lista de espera: cuáles son los órganos que más se necesitan

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles el proyecto de la nueva Ley de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, conocida como Ley Justina que ya tiene media sanción del Senado.

El objetivo de esta ley es lograr incrementar el número de donantes y de trasplantes de órganos, para finalmente poder empezar a reducir la lista de espera, hoy compuesta por 10.734 personas que están a la espera de un órgano o tejido que salve o mejore su calidad de vida.

Al mirar en detalle cuáles son los órganos más demandados, el riñón es el órgano que tiene la lista de espera más extensa: en todo el país hay 5.787 adultos y 124 niños aguardando por un trasplante de este órgano. Este es uno de los pocos órganos que pueden trasplantarse de un donante vivo, aún así, la mayoría de las donaciones provienen de donante cadavérico. 

En segundo lugar, en cantidad de pacientes en lista de espera, están las córneas, con 2.949 adultos y niños en lista de espera. Las córneas corresponden a tejidos, por lo que lograr la donación es más sencillo que para los órganos (que debe darse muerte encefálica). El tercer órgano más demandado es el hígado -que también admite donante vivo-, con 1.265 personas en lista de espera.  El cuarto puesto es para los pulmones, con 217 personas en lista de espera. Le sigue la renopancreática con 162 personas en espera. Y el sexto lugar es para quienes aguardan un corazón, con 126 personas. 

Luego hay otros órganos, aunque con menor demanda: escleras, 49 pacientes en espera; hepatorrenal, 31 personas esperando; intestinal, 10; pancreática, 9; cardiopulmonar, 4; cardiorrenal, 3 y hepatointestinal, 1. 

Otro aspecto importante, y que está directamente relacionado con el proyecto que se trató este miércoles en Diputados -y que se convirtió en ley por tener ya media sanción en el Senado-, es el tiempo que los pacientes pasan a la espera de un órgano. Cuando una persona es ingresada a la lista de espera, es porque el órgano o tejido que se debe reemplazar ya no cumple con su capacidad funcional, lo que se traduce en problemas de salud y, muchas veces, mala calidad de vida. Para revertir esa situación, necesitan de un trasplante. Según los datos de INCUCAI, hay 398 personas que llevan más de 10 años en lista de espera. De ese total, 174 esperan un trasplante renal, 186 aguardan un trasplante de córneas, 32 un nuevo hígado, 4 un trasplante de corazón y 2 un trasplante cardiopulmonar.

El 26% (2.759 casos) de los integrantes de la lista lleva entre 3 y 7 años de espera. Otro 18% (1.897 pacientes) llevan entre uno y dos años de espera. El 15% tiene entre 6 y 12 meses de espera y el 13% lleva entre 2 y 3 años de espera.