• La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado
    • Encuesta exclusiva: el piso y el techo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner para la elección presidencial
    • Un fiscal habló de "parentesco" entre la causa Odebrecht y la de los cuadernos de la corrupción
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"

Le piden a una senadora que deje la Banca de la Mujer si vota en contra del aborto

“Es un gran honor y desafío conducir esta comisión en el momento histórico que se vive respecto de la agenda social que prioriza los temas que atañen al género”, dijo la senadora Inés Blas (FpV Catamarca) el 5 de abril. Ese día, y por unanimidad, asumió como presidenta de la Banca de la Mujer de la Cámara Alta. En su discurso, Blas también aseguró que lideraría “una gestión abierta” y que iba a “trabajar por la preservación de los derechos de la mujer y de los que aún faltan conquistar”.

Este martes, en medio del debate sobre la legalización del aborto, Blas escribió un comunicado: “Luego de haber analizado el proyecto en revisión, he concluido en no acompañar el mismo por considerar que no se limita a la despenalización del aborto, sino que legisla sobre la legalización sin límites razonables en su implementación y acceso a la práctica”.

Organizaciones sociales, de salud y derechos humanos le enviaron cartas a la senadora para que revea su postura. “Nos resultó preocupante el anuncio de su voto contrario al proyecto considerando que usted ocupa la Presidencia de la Banca de la Mujer del Senado, un espacio institucional creado el 9 de abril de 2008 y que fue un hito importante para la participación de las mujeres en el Congreso Nacional”, escribieron Natalia Gherardi, del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, y Mariana Romero, del Centro de Estudios de Estado y Sociedad y REDAAS.

Le recordaron a Blas que la Banca fue creada para “promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato entre varones y mujeres en los ámbitos familiar, político, económico y social”, así como contribuir a “elaborar una agenda parlamentaria que promueva iniciativas relacionadas con una democracia paritaria, cuyo fin es lograr la igualdad en el ejercicio del poder, en la toma de decisiones en los mecanismos de participación social y política y en el ámbito familiar”. 

“Votar en contra del proyecto implica mantener la actual criminalización del aborto, con las consecuencias que ya conocemos para la salud, la vida y la dignidad de las mujeres -siguen Gerardi y Romero-. Por eso, respetuosamente le solicitamos que como Presidenta de la Banca de la Mujer defienda los derechos de las mujeres, no permita que continúe su criminalización cuando han fallado todas las políticas que debían garantizar sus derechos y vote a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo”. 

“La Banca de la Mujer es un valioso espacio institucional… que tiene como mandato dictaminar en todo lo relativo a cuestiones de salud que afecten específicamente a las mujeres, cuestiones penales que afecten a mujeres, violencia contra las mujeres y, en general, cuestiones relacionadas con la igualdad de derechos, oportunidades y trato entre las mujeres y varones”, escribió Mariela Belski de Amnistía Internacional Argentina.

“Como organización especialista en el derecho internacional de los derechos humanos, es importante transmitirle que si acompaña con su voto el aborto legal, lo hará amparada por el derecho internacional de los derechos humanos y la Constitución Nacional. Lo hará en ejercicio del respeto por los derechos humanos de las mujeres y en resguardo del derecho a la igualdad, a la vida, a la integridad física, a la libertad, a no sufrir torturas ni malos tratos -sigue Belski-. La invitamos a reflexionar acerca de la oportunidad que tiene nuestro país de garantizar los derechos humanos de mujeres, niñas y personas con capacidad de gestar. A partir del importante rol por usted asumido en la Banca de la Mujer, respetuosamente le solicitamos no dar la espalda a las mujeres y a acompañar con su voto el aborto legal”.

Leandro Cahn, de Fundación Huésped, también le escribió: “Senadora Blas, la respuesta de quienes pretenden hacer de cuenta que los abortos comenzarían de aprobarse este proyecto pasan por alto los miles de abortos que ya se realizan hoy en día, las complicaciones que genera la clandestinidad en la salud de las mujeres, las muertes evitables… En su provincia casi el 20% de los embarazos se producen en niñas y adolescentes menores de 20 años, y el 73% de ellos son no intencionales. ¿Qué respuesta les estaríamos dando desde el estado de no aprobarse esta ley? De la forma más respetuosa, le solicitamos que tome los días que faltan para la votación para reflexionar acerca de su voto. No es posible que la respuesta desde el Estado sea rechazar la ley o, incluso, proponer solo despenalizar, replicando así la clandestinidad y la desigualdad en el acceso”.