Imputan a un docente de Quilmes por al menos cinco amenazas de bomba a escuelas

En varios operativos se identificó a posibles autores de amenazas de bomba a escuelas de la Provincia.

La pelea parece desigual, pero no se abandona: en las últimas horas identificaron e iniciaron causas judiciales contra tres presuntos responsables de amenazas de bombas contra escuelas. Se da en medio de una ola que parece imparable: todos los días se registran más de una decena de incidentes que terminan con evacuaciones de establecimientos educativos, problemas para dictar clases y quejas de los padres por la reiteración de casos.

Entre los identificados como presuntos autores de amenazas hay un profesor que trabaja en varios colegios de Quilmes y a quien le atribuyen por lo menos cinco llamados intimidatorios. Está imputado de “intimidación pública” porque se trata de un mayor y la causa se tramita en los tribunales de esa ciudad del sur del GBA.

“Papá y yo laburamos todo el día como burros y me pagas así. Esto no se perdona”, dijo una mamá a uno chico cuando se encontró en su casa con un operativo policial que incluía varios patrulleros y personal de infantería. Ocurrió en Berisso, donde los agentes allanaron una casa del Barrio Villa San Carlos e incautaron un celular que se habría usado para hacer llamados amenazantes.

En otro procedimiento realizado en Quilmes, la Policía demoró a un profesor de matemáticas de 46 años en su casa de la calle República del Líbano al 900. “Se trata de un docente que da clases en los colegios Normal 20, Media 3 y Media 4 de esa localidad y además está investigado en otras causas de amenazas, una de ellas a los Tribunales”, dijo uno de los investigadores. En el allanamiento secuestraron aparatos celulares y chips prepagos, un distorsionador de voz y documentación, entre ella, recortes periodísticos relacionados a instituciones públicas y a las amenazas, casi como en las películas.

Interviene en esta causa la UFI N° 21 del Departamento Judicial de Quilmes y participaron agentes de las comisarías Primera y Octava, del grupo Halcón, de Infantería, del GAD y de Explosivos. O sea, todo un ejército para desactivar la modalidad que genera pánico y complicaciones diversas.

Por eso, el Ministerio de Seguridad organizó charlas informativas y de “concientización” en escuelas. Comenzaron con la región de la capital bonaerense, donde hubo más de medio centenar de episodios en junio y lo que va de julio.

Ayer hubo una en el colegio Albert Thomas, de La Plata; y el miércoles técnicos y especialistas policiales en explosivos estuvieron en Berisso y otras escuelas de La Plata con su charla “No es una broma, es un delito”. Estas exposiciones están organizadas por la Departamental y por instrucción del ministro Cristian Ritondo.

La Plata. Corresponsalía.