• Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel
    • Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"
    • En su defensa, Cristina Kirchner pide la declaración testimonial de Mauricio Macri y señala a Angelici
    • La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado

Fin del sueño: más de 15 mil chicos podrían quedarse sin viaje de egresados por la quiebra de Snow Travel

Frente del edificio donde funciona Snow Travel, la firma de viajes de egresados que anunció la quiebra. (Luciano Thieberger)

La empresa Snow Travel mueve alrededor de 10 mil estudiantes por año a Bariloche. Un negocio que genera en bruto alrededor de 400 millones de pesos por temporada. Hasta el momento ya cumplieron con el ritual a la cordillera 4.000 de esos chicos, pero quedaron pendientes otros 6.000 que deberían arribar entre lo que resta de agosto, septiembre y parte de octubre.

En este momento hay 300 egresados en Bariloche que contrataron el servicio con la empresa. No se han registrado cancelaciones de actividades ni problemas de agenda, se informó oficialmente desde el municipio de la ciudad.

No está certificada la cantidad de alumnos que ya habían firmado contratos para sus viajes al sur entre 2019 y 2020. Aunque estimaciones del sector indican que entre 5.000 y 10.000 chicos habían comenzado a pagar sus cuotas para concretar su sueño en el futuro cercano.

Cada año llegan a la localidad alrededor de 125 mil estudiantes de todo el país, también de Chile y Uruguay en menor número. El negocio representa un total de 5.625 millones de pesos anuales. Cada joven paga generalmente en 18 cuotas un precio actual de 45 mil pesos para solventar su viaje. Las principales empresas del sector son MXD, Upgrade, Flecha y Snow Travel. Esta última tiene un poco menos del 10% del mercado. Las demás se dividen el 90% restante en partes casi iguales del 30%. Al costo del viaje se le suma que cada estudiante no trae menos de 1000 pesos en el bolsillo ampliando el número final en otros 125 a 150 millones de pesos.

El cerro Catedral, un destino soñado para muchos estudiantes.

Los viajes se distribuyen en unos 10 días incluyendo el trayecto en micro. En ese tiempo los chicos tienen excursiones en los alrededores de la localidad, paseos, noches de discoteca y actividades varias de recreación. En la mayoría de los casos son alojados en hoteles de 3 y 4 estrellas que incluyen habitaciones con baño privado, con televisores LCD, servicio de WIFI y cuatro comidas diarias. Con el tiempo las compañías han ido elevando la calidad de los servicios hasta alcanzar un nivel que oscila entre el “medio-alto” y el “premium”.

La empresa estudiantil comenzó a dar señales de alerta durante la temporada 2017. El año pasado tuvo problemas para cancelar los “créditos” por servicios que había solicitado a sus proveedores. Este 2018 directamente no pudo pagar por la logística que implica alojamiento en hoteles, transporte, discos, entre otros. “El perjuicio es para los chicos y también para el empresariado local que se quedó sin cobrar”, dice a Clarín una alta fuente empresaria.

Uno de los propietarios de Snow Travel, Gastón Linares, es ampliamente conocido por los proveedores de Bariloche. Lleva cerca de 20 años operando con su empresa en la cordillera. No tenía antecedentes de falta de pago graves en la zona por lo que su crédito era amplio y fuerte, indican fuentes locales.

“No fue sorpresivo. Se intervino hace unos días cuando ya hubo un problema con Snow. Aunque se solucionó, la gente del sector sabía que el escenario era complicado. Pero como es un negocio que va generando constantemente liquidez, se va piloteando de alguna manera para decirlo de manera coloquial”, comunicó a la prensa el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso. “Había un escenario que lo veíamos muy complicado, pero algunos se entusiasmaron con que podían seguir (…) ya había deudas del año pasado y había empresarios barilochenses afectados pero la fueron piloteando”, agregó.

Snow Travel ocupó el espacio que dejaron vacantes las empresas Río Estudiantil, Rápido Argentino y Lapa Estudiantil que cerraron sus operaciones entre el 2002 y 2003. Los empresarios del rubro se quejan de que la inflación y las oscilaciones del dólar han afectado profundamente los márgenes de ganancia del negocio. Los viajes han sufrido una importante suba en los últimos años. Según un relevamiento hecho por este diario en 2014 costaba alrededor de 12 mil pesos, en 2015 llegó a 22 mil pesos, en 2016 a 28 mil pesos y en 2017 unos 38 mil pesos por estudiante. Este año cuesta desde los 45 a 48 mil pesos dependiendo el número de días que va de una semana a 11.