Faltan meteorólogos y sólo se reciben 5 por año

Celeste Saulo, del Servicio Meteorológico Nacional (Silvana Boemo).

Son quienes, cada mañana, nos informan por TV sobre las condiciones del tiempo. Pero su salida laboral es mucho más amplia, y abarca las Fuerzas Armadas, las aerolíneas, y el sector agropecuario. Aunque tienen un futuro asegurado, muy pocos jóvenes estudian la carrera de “Ciencias de la atmósfera”. De hecho, en 2017, solo se recibieron cinco meteorólogos en Argentina.

La pequeña cifra es, además, el promedio anual de recibidos en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. “Hay años que egresan menos, todavía. Por ejemplo, cuando yo egresé, éramos dos. Este año van a egresar entre 7 y 8. Excepcionalmente, un año egresaron 13”, dice a Clarín Álvaro Scardilli, presidente del Centro Argentino de Meteorólogos (CAM).

La oferta académica es poca y está concentrada en Buenos Aires. Además de la UBA, se puede estudiar en la Universidad de La Plata, aunque la carrera es bastante nueva y recién tuvo su primer egresado este 2018. No se dicta en ninguna otra provincia, ni siquiera en Córdoba, Mendoza o Santa Fe.

Otro problema son los que empiezan y abandonan, quizás aterrados ante materias como “cálculo numérico”. “Hay mucha deserción en el CBC. Y también a lo largo de los primeros años de la carrera, cuando están las materias más duras de física y matemática”, señala Scardilli. Actualmente hay 180 alumnos regulares, entre todos los años, incluidos los que deben la tesis.

Emiliano Presta, meteorólogo en redes sociales.

Este miércoles se celebra el Día del Meteorólogo en Argentina, fecha que conmemora la creación del CAM, fundado en 1969. ¿Quiénes van a celebrar? En nuestro país hay menos de 500 licenciados. Al agregarle los niveles intermedios, como técnicos y bachilleres, suman en total unos 1.000 profesionales. “Somos realmente muy pocos”, subraya Scardilli.

Para los recién recibidos, la salida laboral está casi asegurada. Pueden trabajar en las Fuerzas Armadas, en consultorías privadas -por ejemplo, en la preparación de informes para el agro-, en aseguradoras, en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y también las aerolíneas muchas veces tienen su propio grupo de meteorólogos.

“Hace poco CAMESA convocó para trabajar en la distribuidora de energía eléctrica. El año pasado hubo búsquedas de Aerolíneas Argentinas, que necesitaba incorporar más gente. El Conicet es otro de los que incorpora gran cantidad de meteorólogos que se reciben”, explica Scardilli.

En tiempos de “la chica del clima” y la figura del “meteorólogo estrella”, el presidente de la CAM opina que les juega a favor la exposición en televisión y otros medios. Sostiene que, mientras se cite a la fuente de información -por ejemplo, al Servicio Meteorológico Nacional- cualquier comunicador, aunque no sea meteorólogo, puede difundir estos temas.

Matías Bertolotti, meteorólogo de TN.

Una batalla del sector es que se promulgue la ley profesional que regule la actividad. Como no está regulado, hay organismos que se asesoran con personas que no son meteorólogos. Y eso no debería pasar. El proyecto tiene media sanción en Cámara de Diputados, pero todavía no avanzó en el Senado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *