• Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"
    • Dietrich: "En el kirchnerismo había una matriz de privilegio para los que estaban cerca del poder"
    • Detectaron una cuenta secreta en Luxemburgo del contador de los Kirchner
    • El empresario Aldo Roggio declaró ante el juez Bonadio, que analiza si lo aprueba como arrepentido

El verano agobiante provoca escasez de cerveza en Alemania

El calor que afecta a Alemania en este verano boreal ha duplicado el consumo de cerveza y provocado un cuello de botella en la actividad de las recicladoras que proveen envases a la industria cervecera. En otras palabras, hay una insólita escasez de botellas de cerveza.

Es normal que en verano se dispare el consumo de cerveza, pero debido a las temperaturas estivales excepcionalmente precoces y duradera, se han superado los cálculos de la propia industria cercevera, según Niklas Other, redactor en jefe de la revista “Inside”, citado por la agencia de prensa alemana DPA.

La Asociación alemana de cerveceros señaló que este año existe una escasez “particularmente pronunciada” de botellas de cerveza y cajas para transportarlas.

Los alemanes tienen el hábito de devolver las cajas con botellas -de cerveza, agua y otras bebidas- compradas en los supermercados y superficies especializadas pagando una pequeña consigna o depósito. En este momento, el sector llama a los consumidores a devolver tanto como les sea posible antes de partir de vacaciones.

La cervecera Fiege, en Bochum, en la cuenca del Ruhr, lanzó un llamado al respecto a sus clientes directamente en la red Facebook.

A pesar de estos problemas, 2018 se anuncia como un año de gran consumo de cerveza, tras años de declive.

“Si los meses de agosto y setiembre no son luviosos, 2018 promete ser un buen año”, dijo Other a DPA.

Además, este año los consumidores no dieron marcha atrás a pesar de un fuerte aumento en el precio de la cerveza, de 4,1% en un año, según indicó el lunes la Oficina federal de estadísticas.

En esto incide no sólo el hecho de que las cerveceras aumentaron los precios en invierno y primavera, a causa de un mayor costo de producción, sino también la tendencia a consumir cervezas especiales o aromatizadas, más caras que las comunes.

AFP