• Intentar correrlo a Bonadio: el mismo ineficaz recurso de siempre
    • Amado Boudou pidió su excarcelación en la causa Ciccone
    • El 28 de agosto, Día D para los Moyano y la multa millonaria a Camioneros
    • El histórico abogado de Claudio Uberti se despega y crecen las dudas sobre su entrega
    • Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel

Dos muertos por una explosión en una escuela de Moreno y paran los docentes en Provincia y Capital

Protesta. Docentes marcharon hacia el Consejos Escolar de Moreno y pidieron justicia. Maxi FAILLA

Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, de 48 y 45 años respectivamente, murieron este jueves a la mañana por la explosión que se produjo en la escuela de Moreno en la que trabajaban. Ella era la vicedirectora y él era, desde hace unos treinta años, el auxiliar docente a cargo de la portería de la escuela primaria N° 49 de ese partido del Conurbano bonaerense. La explosión que les causó la muerte se produjo a las ocho y diez de la mañana, unos veinte minutos antes de que sonara el timbre de entrada para cerca de 500 chicos. Según contaron docentes, padres de alumnos y familiares de las víctimas, las autoridades de la escuela habían denunciado pérdidas de gas ante el Consejo Escolar de Moreno no menos de ocho veces. Para manifestar su duelo y para exigir justicia, este viernes los docentes de la Provincia y de la Ciudad llevarán a cabo un paro.

Según el comunicado oficial de la Fiscalía General del Departamento de Moreno, “la explosión tuvo su génesis en un escape de gas producido en la ‘salita de cambio de funciones'” y confirmó que el miércoles un gasista matriculado se presentó en la escuela “a revisar las instalaciones”. La inspección habría sido luego de que las autoridades de la escuela insistieran ante el Consejo Escolar por la existencia de una pérdida de gas. Sobre la causa de la explosión, una pericia preliminar realizada por los Bomberos a la que tuvo acceso Clarín sostiene que podría haberse producido luego de que se intentara prender la luz o encender una pava eléctrica o anafe, y señala que durante la inspección se encontró una perilla del anafe “en posición de abierto”.

“Por una lesión, yo hago tareas administrativas y trabajo en la salita en la que se produjo la explosión. Estamos olvidados. La vicedirectora se murió esperando respuestas y el auxiliar también, porque siempre participaba de los reclamos. Desde hace no menos de dos años se hicieron denuncias por las pérdidas de gas, pero nunca arreglaban nada, sólo emparchaban”, se lamentó Débora, docente desde hace cinco años en la escuela N° 49, en la que su hija es alumna de cuarto grado.

Así quedó la escuela tras la explosión. Foto Maxi Failla

“En tres aulas clausuraron las estufas por pérdidas de gas, pero ni se solucionaban esas pérdidas ni se ponían estufas nuevas. Lo único que esperamos es que estas muertes injustas no queden en la nada. Que respondan el Consejo Escolar o la gobernadora”, enfatizó. Este jueves a la tarde, #VidalEsResponsable fue tendencia en Twitter, así como “Sandra y Rubén”, las dos víctimas fatales.

El gasista matriculado que estuvo el miércoles en la escuela de Moreno declaró este jueves en la UFI N° 8 de Moreno en la causa que encabeza la fiscal Gabriela Urrutia. El gasista es proveedor del Consejo Escolar de Moreno, intervenido desde octubre del año pasado y a cargo desde entonces de Sebastián Nasif. Según fuentes con acceso a su declaración, el gasista habría dicho que debía realizar unas pruebas que requerían primero ventilar la sala en la que se produjo la explosión y que Calamano lo habría instado a volver este jueves por la mañana “porque estaba apurada”.

Esas mismas fuentes sostuvieron que el gasista habría cerrado la llave de paso que abastecía de gas a la estufa que presuntamente perdía gas, quitado la manija que permitía abrir el paso del fluido e indicado a Calamano que no volviera a abrirse. Por último, el gasista habría señalado que Calamano o Rodríguez abrieron este jueves por la mañana esa llave de gas. Fuentes de la fiscalía no desmintieron que el gasista hubiera declarado de esa manera.

Los informes de la policía científica y de los peritos en explosivos, así como las declaraciones testimoniales, permitirán a la fiscalía “dar cumplimiento -en forma urgente- con la finalidad de la investigación penal preparatoria”. Entre otras cosas, deberá determinarse si la inspección llevada a cabo por el gasista enviado desde el Consejo Escolar ameritaba clausurar la escuela.

Consultado por Clarín sobre cuántas denuncias de pérdidas de gas se hicieron desde la escuela N° 49, Walter Bonavera, abogado de la intervención del Consejo Escolar de Moreno, respondió: “No sé, no llevo yo ese registro, pero siempre hubo contestación. Si llamaban, mandábamos al gasista. En julio se cambiaron algunas estufas y se aprovechó para hacer una inspección general”. Consultado sobre si durante esa inspección se detectaron pérdidas de gas, Bonavera dijo: “No sé, no llevo yo ese registro”. Fuentes de la fiscalía explicaron que se investigará si esas denuncias se realizaron, qué hacía el Consejo Escolar ante esos casos, y cómo actuaban los gasistas matriculados enviados.

Según el Ministerio de Educación bonaerense, el fondo educativo para 2018 en Moreno es de 166 millones de pesos y ya se depositaron 96 millones de pesos. La Provincia confirmó que no sancionará a los maestros que realicen el paro durante el período de conciliación obligatoria. Al cierre de esta edición, los maestros de la escuela N° 49 habían empezado a velar a sus compañeros.