¿Cómo va el rescate de los niños en Tailandia?

Los cuatro niños rescatados en Tailandia el domingo 8 de julio (Clarín)

Las autoridades de Tailandia y un equipo internacional de rescatistas profesionales trabaja contrarreloj para rescatar al último grupo de niños que quedó atrapado en la cueva Tham Luang.

Hasta el momento, ya son 8 rescatados en la cueva de los 12 niños y el entrenador. Aunque hoy no habrá más rescates. Hasta el momento se realizaron dos operativos, el primero fue el domingo, extrajo a cuatro y duró 9 horas. El segundo, este lunes.

Todos recibieron sedantes para evitar que entraran en pánico. Según los rescatistas, si bien no estaban aturdidos por la situación, tampoco actuaban normalmente debido al estrés que estuvieron sometidos.

La pausa de entre 10 y 20 horas en las operaciones de rescate fue necesaria para preparar nuevo equipo y por motivos logísticos.

Esta fue la imagen que se viralizó de los cuatro primeros niños (de entre 11 y 16 años) rescatados el domingo, que debieron superar una complicada misión con equipo de salvamento. A pesar de esto, la autoridades dicen que su estado de salud es bueno.

Todos fueron trasladados a un centro de salud de la ciudad de Chiang Rai, a 60 km de la cueva, en donde son sometidos a exámenes médicos. Por ahora, sólo pudieron ver a sus familias a través de un cristal por temor a infecciones.

Un grupo de chicos de entre 11 y 16 años perteneciente al equipo de fútbol infantil Mu Pa (Jabalías salvajes), del distrito Mae Sai, al norte de Tailandia, se adentró en una cueva junto con su entrenados de 25 años el pasado 23 de junio.

La turística cueva de Tham Luang es un conjunto de oquedades angostas y pasillos estrechos de 10 kilómetros bajo la montaña de Doi Nang Non, en la provincia tailandesa de Chiang Rai, adonde llegaron en sus bicicletas tras un entrenamiento.

A la entrada de la misma, hay un cartel que prohíbe entrar si es temporada de lluvias como lo es ahora. De momento lo que ha trascendido es que se perdieron en su interior por un chaparrón repentino y continuo. La crecida del agua les impidió salir. Los chicos no sabían nadar.