Caminos y Sabores se llenó de visitantes y hubo premio para los mejores productos

Los visitantes recorren el predio dispuestos a encontrar la mejor mercadería al menor precio. (Foto: Germán García Adrasti)

El mediodía del domingo, con una tibia caricia soleada, invitó a salir de la casa y pasear. Así fue que en el predio de La Rural, un mar de gente, que antes de la apertura ya se había agolpado en la entrada a través de unas dos cuadras de cola y a las 16 sumaba al menos cuatrocientos metros de espera, se abrió paso como pudo entre los pasillos de la 14ª edición de Caminos y Sabores, la gran feria de consumidores, visitantes, productores, profesionales de la gastronomía, emprendedores y expositores. 

Las actividades comenzaron al mediodía, con la premiación de los ganadores del concurso “Experiencias del Sabor”, el certamen que exige a los productores sus mayores destrezas. La clásica competencia de la feria del producto argentino volvió a premiar al mejor queso de vaca de pasta semidura, dulce de leche artesanal, yerba mate con palo sin saborizar, cerveza artesanal y aceite de oliva extra virgen.

El jurado, formado por el equipo de Cata a Ciegas de la consultora TG, seleccionó los alimentos a través del análisis sensorial. Además del prestigio y difusión que significa alzarse en la competencia, los ganadores fueron acreedores de un stand gratuito para la próxima edición de Caminos y Sabores, una orden de compra por $ 1.000, un estímulo del Banco Nación, y una estadía de tres días y dos noches para dos personas en el complejo Las Clavelinas, aportados por la gente de UTHGRA de la mano del subsecretario general Dante Camaño.

El jurado, antes de dar el veredicto. (Foto: Constanza Niscovolos)

Por su parte, Dolores Lavaque, directora de STG consultora, presentó los catadores que estaban presentes en el escenario principal de la Plaza de los Sabores y contó que se evaluaron aproximadamente diez productos de cada segmento.

El primer premio fue para el aceite de oliva de “Alma Oliva, frutos del olivar”. Viviana Bertero, de Mendoza, recibió el premio muy emocionada. “En nuestra empresa familiar invertimos en tecnología de alta generación, tenemos nuestras propias plantaciones. Es la primera vez que estamos en Caminos… y estamos muy felices”, acotó y le informó a Clarín que éste no es el primer premio que obtienen, ya suman victorias incluso en Israel, representando al aceite argentino premium.

El premio a la mejor cerveza fue entregado por Emilia Williams y Martín Boan. (Foto: Constanza Niscovolos)

En el irresistible rubro del mejor dulce de leche las palmas fueron para “Campo Quijano”, compañía que sostiene su victoria por cinco años consecutivos. Constanza Alvarado, integrante de esa empresa, contó que tienen un tambo propio y que están sumamente contentos con su producto que ya cumple quince años.

En el rubro quesos, “Estancia Don Abel” logró destacarse. Néstor Gil contó que producen en Lincoln los quesos y aseguró que su éxito se debe a tener máxima tecnología y mantener la calidad siempre. Buscaron producir un queso suave y amable que acompañe al salame quintero y así lograron su primer triunfo.

El ganador en el rubro de quesos recibe el premio de manos de DIego Abdo, Gerente Comercial de la feria. (Foto: Constanza Niscovolos)

En la categoría yerba mate logró alzar la llave ganadora “Andresito”. Fernando Acosta, al recibir el premio que simboliza la llave del stand en la edición 2019, contó que es parte de una cooperativa ubicada a 60 kilómetros del Iguazú y agregó que su producto se diferencia por su zona de producción que es en los montes. Y eso le da un gustito particular. Emocionado, agradeció a los organizadores y le contó a Clarín de la importancia de llegar con sus productos a un publico tan vasto y también de su orgullo de poder llevar una linda noticia para su querida provincia de Misiones.

En el caso de la cerveza, el equipo de la consultora TG, junto al sommelier cervecero Martín Boan, y tres directivos de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina, fueron los jueces encargados de dictar veredicto en el sabor de esa “rubia debilidad” tan solicitada por el público joven. “Se eligió la que tiene más tomabilidad, más encanto, más integración, final en boca más limpio”, aseguró Boan. El ganador por tercer año consecutivo fue la marca “Die Eisenbrucke.” La reina de las cervezas de Caminos… es de un estilo belga, con notas de caramelo, alta densidad, ideal para ser degustada en invierno. Oriunda de Entre Ríos, la bebida artesanal sigue mejorando en base a la mezcla que se lleva todos los galardones.

Muchos expositores ofrecen degustar productos. La gente acepta, se tienta y compra. (Foto: Germán García Adrasti)

Todavía queda un día más de feria con clases de cocina tucumana, sin gluten, ideas para cocinar con nueces pecán, carnes autóctonas y mucho más. Y, por supuesto, lo mejor de la mercadería de los productores federales. Los organizadores estiman que éste ha sido el mejor año y esperan un cierre a toda orquesta, justo en el Día de la Patria. Será, como siempre, de 12 a 21. Para no perdérselo. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *