Ahora los clientes enojados tendrán un defensor en cada empresa

Las frutas y verduras deberán aclarar “si se encuentran en su correspondiente temporada de estación”.

Los clientes enojados ahora tendrán un “aliado” en cada empresa para resolver más rápido sus quejas. Será un empleado de la compañía, que pasará a llamarse “Defensor del cliente”. La creación de la nueva figura apareció este viernes en el Boletín Oficial.

“Tendrá por finalidad atender y, en su caso, resolver en forma simple y expeditiva, las quejas y/o reclamos de sus consumidores o usuarios”, especifica la Resolución 394/2018, firmada por el Ministerio de Producción nacional.

No es obligatorio, sino que las empresas podrán “voluntariamente” designar a un postulante experto en derechos del consumidor, “de indubitables antecedentes y acreditada trayectoria”. Luego, las compañías tendrán que informar a los consumidores “en forma clara, precisa y detallada” los mecanismos para interponer los reclamos.

Una vez establecido el régimen, los clientes disconformes podrán reclamar ante ese “Defensor del Cliente” como paso previo a hacer la denuncia en Defensa del Consumidor. El reclamo tendrá carácter “voluntario, extrajudicial y gratuito”, precisa la resolución.

Luego, esta persona tendrá 15 días para tratar que la compañía y el cliente lleguen a un acuerdo. Podrá haber un plazo adicional en casos que “por su naturaleza o complejidad” lo requieran. La empresa deberá acatar las decisiones de este “defensor”. Pero el cliente, si no está conforme con su mediación, puede seguir el reclamo por las vías habituales.

Inspector de Defensa al Consumidor de la Ciudad.

Por otro lado, también hay otra nueva resolución que beneficia a los consumidores que viven en la Ciudad de Buenos Aires. Los legisladores porteños aprobaron tres normas que actualizan la ley de Exhibición y Publicidad de Precios.

Gracias a estas modificaciones, mostrar en Twitter “¡Qué caro está el tomate!” ya no será un problema. Se determinó que los supermercados, hipermercados y autoservicios deberán “abstenerse de realizar cualquier conducta que impida o menoscabe la libertad de los consumidores a tomar nota, y a obtener fotografías y/o videos de los productos y precios exhibidos”.

Góndola de un supermercado porteño (Pedro Lázaro Fernández).

“La Defensoría del Pueblo ha recibido quejas y denuncias que aluden a distintas maniobras mediante las cuales el personal de seguridad o encargados y/o responsables de sucursales de supermercados le prohíben o le impiden a los consumidores sacar fotografías o filmar los precios de los productos exhibidos en las góndolas”, señalaron los fundamentos del proyecto aprobado.

Además, se busca ayudar a quienes dejan su vehículo bajo techo. “Los garajes o playas de estacionamiento deben entregar a los clientes obligatoriamente un comprobante que indique el horario de apertura y cierre, la dirección y el teléfono del establecimiento”, obliga la nueva norma, para que los usuarios puedan comunicarse o plantear alguna queja o demanda.

Reclamos en las oficinas de Defensa al Consumidor. Ahora, el “Defensor del cliente” podrá ser una instancia previa.

Esto se impuso porque, en reiteradas ocasiones, los clientes se ven sorprendidos y sin derecho a defensa. “Sucede, por ejemplo, cuando el consumidor no está informado del horario de cierre de la playa del estacionamiento y debe pagar el valor de la estadía de 24 horas si encuentra el establecimiento cerrado”, dijo el diputado Claudio Cingolani, quien presentó la iniciativa.

Por último, regirá una modificación para la venta de frutas y verduras. “Junto a la exhibición de precios deberá indicarse si las mismas se encuentran en su correspondiente temporada de estación”, se agregó al artículo 10 de la ley de Exhibición de Precios, con el objetivo de promover el consumo de vegetales.