Aborto: el empresario Daniel Grinbank criticó duro a Michetti y advirtió a Macri de la “esquizofrenia” del Gobierno

Gabriela Michetti, en un acto contra la ley de legalización del aborto. Foto: Lucía Merle

El empresario Daniel Grinbank le escribió una carta pública al presidente Mauricio Macri en la que criticó duramente a la vice Gabriela Michetti por sus “limitaciones intelectuales y falta absoluta de sentido común”, su “fundamentalismo e intolerancia” por sus declaraciones sobre el proyecto de interrupción voluntario del embarazo, al que la vice se opone. Michetti ha llegado a sostener que no debería existir aborto siquiera en casos de violación.

Grinbank, quien junto a otras figuras reconocidas de la cultura y del espectáculo está activamente volcado a la campaña nacional en favor del aborto seguro, advirtió al Presidente de “la esquizofrenia” del Gobierno por las posiciones encontradas de la vice con el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein. Pero la misiva es dura también hacia Macri ya que considera que eligió de vice a Michetti por “juegos perversos de la política”, pensando en sus propias reelecciones, y lo acusó de tener una “incoherencia” que cuesta “vidas o daños” a las mujeres.

En un contexto de fuerte puja y presiones en el Senado, donde el proyecto será votado en el recinto el 8 de agosto, el empresario subió este viernes su carta a Instagram, en la que recordó a Macri que nombró como ministro a Rubinstein, “quien claramente está diciendo ‘El aborto seguro es una premisa fundamental en el paquete de servicios de salud y derechos sexuales’”.

“A su vez incluyó como vicepresidenta de su gobierno a Gabriela Michetti, a quien obviamente nadie la votó. Entiendo que en estos juegos perversos de la política habrá pensado que no quería a futuro lo que le pasó a Menem con Duhalde o a Cristina con Cobos. Entiendo que sabía las limitaciones intelectuales y falta absoluta de sentido común nunca le iba a generar un conflicto para su proyecto de futuras reelecciones”, agregó.

“Pero no evaluó que el fundamentalismo e intolerancia de esta mujer lo llevaría a poner en una posición de absoluta esquizofrenia a su gobierno, desautorizando a un ministro en temas de su área como es la salud pública. Porque de eso y únicamente de eso se trata la controversia entre el aborto legal o clandestino”, sostuvo Grinbank.

El empresario afirmó que “no puede ser más importante la opinión de la Iglesia, que la de la ciencia en un estado laico. No se pueden omitir derechos esenciales garantizados en el artículo 19 de nuestra Constitución. Usted le habló a sus electores de ir a un mundo donde esos países que tomó como referencia tienen legalizado el aborto. Encima esta incoherencia suya cuesta vidas o daños a cuerpos de las mujeres que se someten al flagelo del aborto ilegal. Le pido que reflexione”, concluyó.