• La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado
    • Encuesta exclusiva: el piso y el techo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner para la elección presidencial
    • Un fiscal habló de "parentesco" entre la causa Odebrecht y la de los cuadernos de la corrupción
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"

A 6 meses de la muerte de Pérez Volpin, los dos médicos implicados están a un paso del juicio oral

Débora como la recordó su pareja, “Quique” Sacco, en un collage de fotos en las redes sociales, a cinco meses de su muerte.

El lunes 6 de agosto se cumplen seis meses de la inesperada muerte de Débora Pérez Volpin en un quirófano del Sanatorio de la Trinidad. Y su familia espera recibir una noticia esperanzadora por parte de la Justicia apenas pase esa fecha: en esos días, la Cámara del Crimen definirá si confirma el procesamiento de los dos médicos que participaban de la endoscopía en la que falleció la periodista. Esa decisión permitiría la pronta elevación de la causa a juicio oral.

Diego Pirota, abogado de la familia de Débora, anticipó este sábado en diálogo con Radio Mitre que “es inminente” una decisión de la Sala I de la Cámara, y sostuvo que “no hay ninguna cuestión que amerite que no vayan a confirmar el fallo tal cual está decretado en primera instancia”.

El endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente fueron procesados por el juez Carlos Bruniard, bajo la figura de homicidio culposo, luego de la autopsia a Pérez Volpin y en base al testimonio de varios profesionales que participaron o fueron testigos de la endoscopía que le realizaban a la periodista. Además, les trabaron un embargo de $ 1,7 millón de pesos a cada uno.

Tras la apelación por parte de los representantes legales de los dos médicos, la Cámara debe resolver. Pirota alertó que para dilatar los tiempos y “aliviar la situación” de los procesados, sus defensores piden medidas de prueba adicionales sobre “situaciones que son totalmente irrelevantes”.

De todos modos, dijo confiar en que los camaristas Luis María Bunge Campos y Jorge Luis Rimoldi, “no van a permitir eso y vamos a avanzar pronto a un juicio oral”, porque “ya existe la comprobación de un delito y acá lo único que estamos buscando es (saber) cuánta responsabilidad tiene uno y otro”. 

El abogado Diego Pirota junto a Quique Sacco, en una conferencia de prensa que dio la familia de Débora tras su muerte.

El abogado resaltó que la totalidad de los profesionales que declararon en la causa coincidió en que ni el endoscopista ni la anestesista “supieron explicar por qué pasó lo que pasó con Debora”. “No puede ser que todavía hoy, a seis meses de la muerte, nos digan que no saben qué pasó y vengan a una audiencia a explicar que hay que hacer alguna medida para probar no sé qué. Porque Debora se murió, y se murió por lo que esta gente hizo”, argumentó. 

Pirota estimó que la resolución de la Sala I de la Cámara se producirá en la semana del 6 de agosto o “a los sumo” en la siguiente. “Sólo resta esta instancia en la que dos jueces tienen que analizar esto, resolver y confirmar (el procesamiento)”, amplió. Y agregó. “En el caso de que eso suceda, estamos a las puertas de que la causa se eleve a juicio oral y podamos tener la certeza judicial, porque la certeza ya la tenemos con la prueba, de que haya una sentencia y efectivamente un tema de estos que prácticamente nunca llega a una condena, se pueda hacer. Y que sea en un tiempo razonable, que no tarde diez años”.  

El representante de la familia de Pérez Volpin informó que en la audiencia donde se presentaron los alegatos ante los camaristas, el fiscal coincidió con la posición de la familia. Y reveló que les realizó un pedido especial. “Les hicimos una manifestación para que piensen, en caso de que estuvieran evaluando tomar una decisión distinta a la de confirmar el procesamiento, si cualquiera de ellos y los que estábamos allí presentes hoy podrían confiar sus vidas a manos de estos dos médicos; si se irían a hacer atender por ellos después de todo lo que han conocido y escuchado en la causa”.

Por último, Pirota reiteró la voluntad que los familiares y amigos de la periodista manifiestan desde el momento de la trágica muerte: “No quieren venganza, quieren la verdad. Sabemos qué es lo que pasó, queremos que la Justicia lo termine de asentar en un fallo con una sentencia en un juicio oral. Que se termine esto y que la familia pueda seguir adelante con su vida, y con el recuerdo hermoso de Débora”, concluyó,