Rescate en Tailandia: las autoridades confían en sacar a los cinco atrapados en el tercer día de trabajos

Plano de la gruta de Tham Luang y explicación de la operación de rescate de los jóvenes atrapados en una cueva inundada en Tailandia. (AFP)

Las autoridades tailandesas confirmaron en la madrugada argentina que la tercera fase de rescate de los chicos atrapados en la cueva Tham Luang ya se encuentra en ejecución. Y confían en que sea la última etapa.

“Planeamos rescatar a los cuatro niños y a su entrenador (de 25 años)”, dijo Narongsak Osottanakorn, vocero de los efectivos de salvataje, sobre los trabajos, que se retomaron a las 10 de la mañana (hora local, 0 de la Argentina) con la participación de 19 buzos.

Además, tienen previsto sacar de la cueva al personal que los acompañan, un doctor y tres marines. 

Como consecuencia del mayor número de personas involucradas, las operaciones tomarán más tiempo que en días anteriores.

En la primera jornada, el domingo, la actividad se inició a las 0 y el primer niño emergió de la caverna cerca de las 7.15 (hora de la Argentina). 

En la segunda, este lunes, las maniobras se iniciaron a la 1 y el primer rescatado del día salió cerca de las 7.

Las autoridades explicaron que en ambas oportunidades las tareas fueron más sencillas de lo esperado debido a las relativas buenas condiciones en que se encuentra la cueva.

Los ocho niños extraídos de Tham Luang están en “buen estado” de salud, según indicaron este martes los responsables del hospital Chiang Rai, donde permanecerán internados al menos una semana más.

Ahora, con nueve personas aún en el interior de la cueva (a 4 kilómetros de la boca), hay confianza en resolver rápido el rescate.

“Hoy es 10 de julio de 2018. Será un día más largo que los anteriores. Al final, celebraremos todos juntos”, escribió la Marina Tailandesa, uno de los actores más importantes de la misión, que además cuenta con buzos y equipamientos de Gran Bretaña, Estados Unidos, Australia, China y Japón.

Las precipitaciones que desde la madrugada continúan sin cesar en la región son una de las principales preocupaciones de las autoridades, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado.

Fuente: EFE y AFP.