Vladimir Putin recibió al iraní con pedido de detención y extradición por la AMIA

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, recibió al ex canciller de Irán Ali Akbar Velayati, según confirmaron fuentes judiciales a Clarín. El miércoles, el juez Rodolfo Canicoba Corral pidió la detención y extradición a la justicia de ese país.

Velayati fue uno de los persas acusados como autor intelectual por la justicia argentina del atentado terrorista a la AMIA que el 18 de julio de 1994 dejó 85 muertos y cientos de heridos. Y viajó a Rusia en el marco del acuerdo nuclear con las potencias occidentales que firmó Barack Obama y que Donald Trump dio de baja.

El encuentro se produjo en la residencia de Novo-Ogaryovo, en el marco de las negociaciones para aclarar la postura iraní, luego del repliegue norteamericano del acuerdo nuclear.

Velayati tenía el cargo de ministro de Relaciones Exteriores al momento del ataque del 94 a la mutual judía y fue uno de los acusados como autor intelectual por la justicia argentina. Sin embargo, por decisión de Interpol no figura con estatus de alerta roja, por lo tanto la justicia de nuestro país sólo puede pedir su extradición al país donde se encuentre, debido a que no hay pedido de captura internacional sobre su persona.

En su pedido, el magistrado detalló que Velayati se encuentra imputado por “la comisión de los delitos de homicidio calificado doblemente agravado por haber sido cometido con odio racial o religioso y por un medio idóneo para causar un peligro común, en perjuicio de 85 víctimas en concurso ideal con los delitos de lesiones leves, y lesiones graves en forma reiterada y daños comunes”.

Velayati es un “importante asesor del líder supremo iraní, el imán Sayyed Ali Khamenei”, según lo definen los medios regionales.

“La relación entre Irán y la Federación de Rusia es una relación estratégica y en los últimos años las relaciones colectivas bilaterales y regionales se han expandido”, afirmó Velayati