• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Una senadora K votará contra el aborto legal y la ventaja del “no” ahora asoma irreversible

Silvina García Larraburu, en abril pasado, cuando saltó del bloque

En el grupo de Whatsapp de los senadores que rechazan la despenalización del aborto -lo bautizaron como “Grupo Provida”- se celebró como un triunfo el anuncio de la K rionegrina Silvina García Larraburu de votar en contra de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Es que con la decisión de la kirchnerista, el “no” ya tendría asegurados 37 votos y el rechazo a la norma asoma como irreversible y con un plus inesperado: no habría empate y no se necesitaría, entonces, la intervención de Gabriela Michetti. Un eventual desempate de la vicepresidenta podría dejar en una posición incómoda al Poder Ejecutivo, que evita involucrarse abiertamente en la discusión.

García Larraburu confirmó su decisión este domingo, apenas 72 horas antes de la sesión de este miércoles en la que el Senado tratará la ley de legalización. “El peronismo nunca fue abortista. En la doctrina, si uno lee a Perón y a Eva, el peronismo nunca tuvo una postura pro aborto. Tenemos que acercarnos a nuestra esencia”, dijo a radio Mitre la senadora.

De esta manera, la rionegrina desobedece el mandato del bloque K. En junio, la bancada del FpV había anunciado que sus 9 miembros votarían a favor de la ley. Clarín había informado hace dos semanas que García Larraburu se encontraba en una posición incómoda y que había versiones sobre su voto. En aquel momento en su entorno dijeron que se trataba de simples “operaciones”, lo que ahora resultó falso. Lo cierto es que pensaba votar en contra.

Su decisión empezó a palparse el sábado, cuando en su cuenta de la red social Instagram compartió una foto de la Virgen con la frase: “Contra todo siguió adelante. ¡Tuvo fe! ¡Confió! ¡Siguió adelante!”. Una captura de ese posteo fue compartida -y festejada- en el Whatsapp de los senadores.

Los senadores que trabajan activamente a favor de la legalización la tenían difícil, pero el anuncio de la rionegrina les resulta dramático porque García Larraburu es una baja para ellos y encima una suma para los “celestes”. Así, los antiaborto suman hoy 37 votos, los “verdes” 31, hay dos indecisos -el tucumano José Alperovich y el santafesino Omar Perotti-, una abstención (Lucila Crexell) y una inasistencia (Eugenia Catalfamo, de licencia por embarazo).

Aunque el peronista Miguel Ángel Pichetto, el senador más activo para que salga la ley, lograra definir a los dos indecisos para que voten a favor, a Crexell para que no se abstenga y a Catalfamo para que vaya a votar, a lo sumo podría alcanzar 35 votos.

Por más que la suerte de la ley parece definida, ningún sector en el Senado subestima la capacidad de Pichetto. “Habrá que ver si Miguel puede hacer algo a última hora”, señaló un senador del PJ.

Miguel Pichetto, jefe del PJ y principal impulsor de la legalización del aborto en el Senado.

“Seguiremos trabajando hasta el último momento para sacar la ley. El escenario de la calle va a ser parte de la votación”, dijo un senador, en referencia a que la movilización de las activistas pro aborto podría ser determinante el día de la votación para que algún legislador cambie de posición. Diferentes senadores “celestes” a los que consultó Clarín en los últimos días aseguraron que lo que suceda en la calle no les hará modificar su posición.

“El cambio de voto de García Larraburu fue una noticia muy desalentadora”, admitió la diputada macrista Silvia Lospenatto, impulsora de la ley. “Nos generó una gran sorpresa, no solamente que se anunciara en contra, sino por sus comentarios tan reaccionarios”, agregó.

En el PJdel Senado completaron: “El kirchnerismo, tan progre y de izquierda, deberá hacerse cargo de que no haya ley”.

En abril pasado, García Larraburu saltó del bloque de Pichetto al de Cristina Kirchner. “Estaba incómoda con nosotros, ahora está incómoda con el kirchnerismo. Siempre está incómoda”, chicanearon en el PJ.

Escrache a la senadora Silvina García Larraburu en Bariloche, este domingo.

En Bariloche hubo este domingo un escrache de activistas a favor del aborto en la casa de la senadora rionegrina; se le vence el mandato el año que viene.