• La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado
    • Encuesta exclusiva: el piso y el techo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner para la elección presidencial
    • Un fiscal habló de "parentesco" entre la causa Odebrecht y la de los cuadernos de la corrupción
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"

Según el PJ, el permiso al allanamiento a la casa de Cristina se resuelve el martes

La comisión de Asuntos Constitucionales tratará este martes a las 18.30 el pedido de autorización del juez Claudio Bonadio para allanar cuatro direcciones ligadas a Cristina Fernández de Kirchner. El peronismo federal que lidera Miguel Angel Pichetto avalará la requisa en las propiedades de la senadora, pero planteará reparos a la inspección de su oficina en la Cámara Alta. Si la ex presidenta, que es miembro de la comisión, concurre podría votar.

A diferencia de la postura que mantienen frente al desafuero -sólo avalan su aplicación si hay “sentencia firme”-, los legisladores del interbloque Argentina Federal están dispuestos, en su mayoría, a dar luz verde a este pedido de Bonadio. “La ley de fueros deja claro lo que es un desafuero, respecto a la libertad de un legislador, y lo que es un pedido de autorización para medidas de prueba, como es un allanamiento”, analizó el legislador peronista Dalmacio Mera, presidente de Asuntos Constitucionales. Además, advierten, no quieren “entorpecer” la investigación.

El juez pidió allanar el departamento de Recoleta- donde según el cuaderno del remisero Oscar Centeno se recibieron millones en coimas- el de la calle Mascarello, en Río Gallegos, y de la calle Padre de Agostini. Sobre esos domicilios no habría problemas. Sin embargo, Argentina Federal se niega al registro de la oficina que Fernández de Kirchner tiene en la Cámara alta.

“Una cosa son los domicilios y otro el despacho, porque de esa manera sería un poder del Estado que interfiere sobre otro. Además, los delitos que se averiguan son anteriores a la toma de posición del despacho”, evalúan desde el bloque de Pichetto.

Cambiemos tendrá mañana a la tarde una reunión de bloque para definir qué postura común tomarán frente a la diferenciación que hace el peronismo y si continuarán con la idea de avanzar con el pedido de sesión especial que la vicepresidenta Gabriela Michetti les solicitó convocar con la idea de acelerar el tema. Saben que sin apoyo del peronismo federal, la sesión no tendría quórum.

De antemano, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, consideró “disparatada” la situación. “Es bastante disparatado que en la investigación de un delito haya que pedir una votación del Cuerpo, del que forma parte la persona imputada, para decidir sobre el tema; se supone que los allanamientos no deberían ser anunciados”, señaló.

“El martes se verá si tenemos o no dictamen, y qué tratamiento le daremos. No es tan complicado que se puedan poner de acuerdo”, declaró Mera en diálogo con FM Millenium e incluso barajó la posibilidad de que no sea necesario que la autorización llegué al recinto. “No está reglamentado, me parece que no es necesario llegar a una sesión para autorizar si hay una definición política de los bloques o la presidenta del cuerpo”, consideró.

Cuando el juez Luis Rodríguez pidió el allanamiento de la casa del el ministro de Planificación Julio De Vido, los diputados lo votaron en el recinto. El propio De Vido todavía era legislador y se abstuvo.

En este caso, la ex presidenta es miembro de la comisión de Asuntos Constitucionales. En su entorno no confirmaron si asistirá el martes, pero de hacerlo podría votar. “(Cristina) es miembro de la comisión, y como tal tiene derecho a opinar si corresponde la medida del juez”, confirmó Mera, aunque aclaró: “Vamos a ver si se excusa o si alguien pretende impugnarla. Se verá el tratamiento”.

Desde el FpV tampoco señalaron cuál será la posición que tomarán los senadores de la comisión.