• Desde la TV Pública, Hebe de Bonafini llamó a "escupir" a miembros de fuerzas de seguridad
    • Carlos Stornelli dijo que los arrepentidos serán procesados
    • Los bolsos pasaban por cuatro casas que unían a Báez con los Kirchner
    • Para el Gobierno, lo peor no pasó ni está pasando: lo peor todavía está por venir
    • Trasladaron a Milagro Sala a su casa para cumplir prisión domiciliaria
    • El busto de Néstor Kirchner en Rosario amaneció vestido de preso

Raúl Zaffaroni aseguró que las fotocopias pueden ser “un elemento indicador” para la investigación

Raúl Zaffaroni se refirió a una de las polémicas de los cuadernos de la corrupción: ¿Fotocopias sí o fotocopias no? El ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación señaló que las copias no tienen el valor del original, pero que pueden servir como un elemento para orientar la investigación que ya cuenta con 17 detenidos.

“Las fotocopias no son un problema. Se pueden tomar como una indicación de los datos que están consagrados en un documento y verificarlos. Pero la fotocopia no es un documento. La fotocopia es un medio perfectamente vulnerable, se puede falsificar tranquilamente”, aseguró Zaffaroni, en diálogo con Radio 10.

“La fotocopia nunca es una prueba directa como el documento. Es difícil de peritar”, agregó el ex magistrado de la Corte.

“¿Se puede tomar como un indicio?”, le repreguntó el periodista Raúl Kollmann, conductor del programa.

“Sí. Si en una fotocopia yo digo que el cadáver de una víctima se encuentra enterrado en tal lado, y van a ese lado y encuentran el cadáver de la víctima, sí”, respondió Zaffaroni.

Y detalló: “Si alguien le da un millón de dólares a otro, en algún lugar lo tendrá guardado, lo tendrá depositado, lo habrá mandado a las Islas Caiman, no tengo la menor idea… Pero, de cualquier manera, en este tipo de maniobras que se traducen en dinero, el dinero tiene que estar en algún lado”.

Si bien Centeno declaró ante el juez Claudio Bonadio que quemó los cuadernos en la parrilla de su casa, el fiscal Carlos Stornelli ya sostuvo que Bonadio tiene “prueba suficiente, sólida y abundante” para avanzar.

Por otro lado, Zaffaroni descalificó la investigación al afirmar que cumple un rol distractivo.

“Es una táctica que se está usando mientras el gobierno se encuentra en un estado de precolapso económico”, señaló, antes de definir la situación económica como “análoga al 2001”.