Ratifican a la UIF como querellante en una causa paralela a Ciccone

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó este jueves un planteo de la ex ministra de Economía de Formosa y actual diputada nacional del Frente para la Victoria (FpV) Inés Beatriz Lotto de Vecchietti para apartar a la Unidad de Información Financiera (UIF) de su rol de querellante en la causa que investiga presuntos delitos en la renegociación de la deuda de esa provincia con la Nación durante el kirchnerismo a través de la firma The Old Fund, la misma del escándalo de la imprenta Ciccone.

Con la rúbrica de sus tres miembros, la sala IV de la Casación le dijo que no a la solicitud de Lotto, sucesivamente rechazada por el juez instructor de la causa, Ariel Lijo, como por la sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. Lotto había llegado a la Casación a través de un recurso de queja pero los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani se lo denegaron.

Los camaristas de Casación dijeron que el planteo de la legisladora no constituye una “sentencia definitiva o equiparable a tal” que amerite su intervención y que Lotto tampoco pudo demostrar “el agravio actual de tardía o imposible reparación ulterior que le genera la decisión dictada por el a quo (el tribunal infrior), que permita equipararla a definitiva a los efectos de habilitar la intervención de esta Cámara”.

Así las cosas, el organismo conducido por Mariano Federici, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia, dentro del Poder Ejecutivo, recibió dos buenas noticias desde los tribunales de Comodoro Py en el mismo día, ya que horas antes fue un tribunal oral el que admitió su actuación como querellante en el juicio que se le sigue al ex secretario de Obras Públicas José López por presunto enriquecimiento ilícito.

Fuentes judiciales recordaron que tanto Lotto como el aún gobernador formoseño, Gildo Insfrán, ya fueron indagados en la llamada “causa FONFIPRO” pero estimaron que no habrá novedades procesales hasta que no se dicte sentencia en el juicio que se le sigue al ex vicepresidente Amado Boudou y al ex titular de The Old Fund, el abogado Alejandro Vandenbroele, por el escándalo Ciccone.

Cuando se iniciaba el juicio por Ciccone, Vandenbroele negoció con el Gobierno y declaró como arrepentido en la causa FONFIPRO e involucró a Insfrán y Boudou, e incluso al ex titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray, en la presunta comisión de los delitos de fraude al Estado y lavado de dinero.

La actuación en la renegociación de la deuda de la provincia de Formosa con la Nación se constituyó en el primer acto de la sociedad The Old Fund, según el número de la factura emitida por la sociedad que se sospecha relacionada con Boudou. Lijo, que investigó el caso Ciccone, ya dijo en esa causa, palabras más palabras menos, que “The Old Fund es Boudou”.

Algo similar repitieron los acusadores en el juicio por el escándalo Ciccone. “(José) Núñez Carmona es Boudou”, se dijo por parte de una de las querellas en el juicio llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 (TOCF4). Núñez Carmona es el amigo y socio de Boudou también relacionado con Vandenbroele. El defensor del ex vicepresidente, Alejandro Rúa, dijo en su alegato que para condenar a Boudou deben demostrarse hechos con pruebas y no atribuirle lo que otra persona eventualmente hizo.

El gobierno de Insfrán suscribió un acuerdo con The Old Fund en 2009 para pagarle 7,6 millones de pesos por su intervención en la reestructuración de la deuda provincial, a través del Fondo Fiduciario Provincial (FonFiPro). La Justicia investiga si parte de ese dinero regresó a la provincia como “retorno” destinado a allegados del gobernador. Pero además se analiza si existieron operaciones de lavado de dinero. De allí la intervención de la UIF en la causa.