• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Oscar Thomas, el único prófugo de la causa de los cuadernos

El ex director del ente que administra la represa binacional de Yacyretá Oscar Thomas se mantenía este domingo como el único fugitivo de la causa de los “cuadernos” sobre la corrupción de los tres gobiernos kirchneristas. Así lo dijeron a Clarín fuentes judiciales mientras se preparaban en el juzgado las declaraciones indagatorias a los imputados no detenidos que comenzarán a desfilar este lunes por Comodoro Py.

Thomas, un ingeniero graduado en 1981 con medalla de oro por mejor promedio en la Universidad Nacional del Nordeste, fue uno de los funcionarios de confianza que el detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido supo colocar en los trece años en los que integró el gabinete de los tres gobiernos kirchneristas, un récord entre todos los ministros de ese espacio político. De Vido se encuentra próximo a ser condenado, muy probablemente, por la llamada “tragedia de Once”, el accidente ferroviario de 2012.

En efecto, Thomas fue durante una década el director argentino a cargo del Ente Binacional Yacyretá -el organismo que el ex presidente y actual senador Carlos Menem, en el ejercicio de la primera magistratura, llegó a calificar en la década del 90 de “monumento a la corrupción”- y se retiró en diciembre de 2015, al final del segundo mandato de gobierno de la actual senadora Cristina Fernández de Kirchner. Pero anteriormente fue titular de Ebisa, firma que controlaba la marcha de diferentes proyectos hidroeléctricos con países vecinos.

En sus diez años al frente de Yacyretá, cargo en el que sucedió a Humberto Schiavoni, Thomas llegó a manejar presupuestos anuales que oscilaron entre los 700 millones y los 1.000 millones de dólares, parte de los cuales, se sospecha, fueron utilizados para solventar campañas electorales no sólo en las provincias del Litoral y el Nordeste Argentino (NEA) sino también de la provincia de Buenos Aires.

Oriundo de Misiones, al llegar a Yacyretá el ex funcionario prófugo sólo contaba como patrimonio una casa en una localidad del sur de esa provincia, Candelaria, pero once años después añadía a ella otras tres casas, una decena de lotes, nueve departamentos y locales comerciales -estos últimos en la capital misionera, Posadas-, además de una casa en el litoral brasileño, según dijeron fuentes judiciales.

Thomas, quien también mereció denuncias de las autoridades paraguayas con las que la Argentina comparte la administración de la represa de Yacyretá, cuenta con una orden de captura a partir de su vinculación con los cuadernos del “arrepentido” Oscar Centeno, el chofer del ex colaborador de De Vido Roberto Baratta, también detenido.

De acuerdo con las anotaciones que Centeno asumió como propias, el prófugo Thomas le entregó a Baratta US$ 1,1 millón el 12 de agosto de 2009 en la entrada del edificio ubicado en Juncal 1740. Ese mismo año, el chofer también escribió en sus cuadernos: “Mientras viajábamos (Baratta) lo llamó al jefe (De Vido) y le dijo que ente Yacyretá y Transporte habían aportado para la Corona US$ 657 mil”.

Según los registros del chofer de Baratta, cuando retomó sus anotaciones en 2013, tres años después de la muerte de Kirchner, los pagos que se recibían supuestamente de Thomas directamente eran abonados en las oficinas de la sede central de Yacyretá en la ciudad de Buenos Aires, ubicada en la Avenida Madero 942, en la zona de Retiro.

Pese a que a mediados de la semana pasada, la prensa misionera lo daba en viaje a Buenos Aires para negociar su entrega con su abogado, Thomas aún no apareció y se sospecha que podría estar prófugo en Brasil.