• Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez
    • La situación de Cristina Kirchner profundiza la grieta en el bloque del PJ del Senado
    • Efecto Cuadernos: sin despegar de Cristina Kirchner, los jefes del PJ sondean a Sergio Massa
    • La misión del FMI y los cuadernos: el Fondo había anunciado que evaluará la corrupción en sus países miembros
    • Cristina Kirchner declara por las coimas y se compromete más su situación judicial

Omar Perotti, el único indefinido por el aborto, “no votará en contra”

El único senador que llegó a la sesión como indefinido es el santafesino Omar Perotti, quien pedirá que hoy se trate su proyecto de “Interrupción Legal del Embarazo”, el cual estipula fijar un protocolo para abortos legales como el que existe en la ciudad de Rosario. En su entorno señalaron que “no votará en contra”: su postura será a favor o de abstención.

“Pido que se tenga sobre la mesa para su tratamiento posterior el expediente 2659/2019”, solicitó al inicio de la sesión Perotti.

Ese es el número de su proyecto, que fija que “el aborto practicado por un médico diplomado no es punible si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud física o mental de la mujer o persona gestante; si el embarazo proviene de un abuso sexual, con el solo requerimiento y la declaración jurada” o sí “se diagnosticara la inviabilidad de la vida extrauterina del feto”.

“Se trata de traducir en ley el fallo F.A.L de la Corte y aplicar protocolos exitosos ya existentes como el de Rosario”, indicaron en el entorno de Perotti. 

Su apoyo, señalan, está condicionado a la idea de que se despenalice el aborto en el caso de “motivos de salud”, ya sea física o mental. Así, ejemplifican, si una mujer solicita abortar porque ese embarazo no deseado va a traerle perjuicios a su salud mental, sólo con su firma podría acceder a la interrupción del embarazo en un hospital.

Perotti destacó entre los fundamentos que el proyecto busca subsanar “interpretaciones arbitrarias que vulneraron en más de una ocasión derechos amparados por la Constitución Nacional, reconocidos por las leyes y ratificados en su contenido y alcance por la Corte”.