Oil Combustibles: prorrogaron por dos meses la explotación de YPF

El juez en lo Comercial Javier Cosentino prorrogó esta semana por sesenta días la “continuación de la explotación de la empresa” Oil Combustibles por parte de la alianza entre la petrolera estatal YPF y la firma local Destilería Argentina de Petróleo (DAPSA). La petrolera que perteneciera al detenido empresario Cristóbal López fue declarada en quiebra dos meses atrás por este magistrado y actualmente se encuentra en proceso de liquidación para el pago de sus deudas y su venta a los nuevos dueños, que seguramente sea el tándem YPF-DAPSA, que ya interviene en la firma desde mayo pasado.

“En atención al estado de autos (la causa), dados los términos de la adjudicación de la gestión de la empresa (por parte de YPF-DAPSA) conforme subyace de los antecedentes del incidente Nº 46 se estima necesario prorrogar por el término de sesenta (60) días, la continuación de la explotación de la empresa conforme lo dispuesto en el decreto de quiebra y su aclaratoria”, expresó esta semana el magistrado en una decisión a cuyo texto Clarín tuvo acceso.

Oil Combustibles fue declarada en quiebra el 11 de mayo, luego de fracasar el concurso de acreedores que la firma había pedido inicial e irregularmente en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia pero que luego, por decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pasó a tramitarse en la Capital Federal, donde tenía radicado su domicilio social. Días después, Cosentino otorgó a YPF-DAPSA la explotación de la firma al considerar la suya como la mejor oferta de las planteadas por los interesados que se presentaron en el juzgado a su cargo.

Oil Combustibles es la petrolera creada por López y su socio, el también detenido Fabián De Sousa, y a través de la cual adquirieron en 2011 a la estatal brasileña Petrobras 340 estaciones de servicio y su refinería ubicada junto al río Paraná en la ciudad santafesina de San Lorenzo. La empresa debía a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) unos ocho mil millones de dólares por haber retenido y no derivarle el dinero correspondiente al Impuesto a la Transferencia de Combustibles.

Luego de conseguir excepcionales moratorias y planes de pago durante el kirchnerismo, a los pocos meses de asumido el gobierno del presidente Mauricio Macri, en diciembre de 2015, la AFIP denunció penalmente a López y De Sousa y la administración nacional actual acusó a ambos empresarios de haber utilizado el dinero que le adeudaba al Fisco para comprar medios de comunicación para sustentar al entonces gobernante kirchnerismo.

López y De Sousa se encuentran actualmente detenidos por orden del juez federal Julián Ercolini en el marco de la causa penal iniciada por la AFIP y elevada recientemente a juicio. Ambos empresarios deberán presentarse en setiembre ante el juez Cosentino para explicar “la composición accionaria” que tenía Oil Combustibles antes de ser declarada en quiebra. La firma pertenecía a otra de las empresas del llamado “Grupo Indalo” y derivó su dinero a través de “mutuos” a otras firmas vinculadas al mismo.