• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Multa millonaria: la Justicia rechazó una cautelar que pidió de Camioneros

El líder de Camioneros, Hugo Moyano, cuando se mostró el viernes en un acto de Smata. Entre otros, lo acompañaba Cristina.

El juez laboral porteño Ignacio Ramonet que dispuso el 31 de julio pasado el embargo preventivo de las cuentas del gremio de Camioneros rechazó la medida cautelar presentada por el sindicato. Este revés judicial puso al gremio en la instancia de apelación ante la Cámara Laboral, cuerpo colegiado que ya citó para el viernes al gremio. Es que ahora en la Sala I se unificaron las dos causas: la de queja que había presentado Camioneros, y a la que se le dio lugar, y esta que es la apelación por el rechazo a la cautelar. En el sindicato se siguen mostrando confiados que nada de esto prosperará.

En términos jurídicos todo se inició por el desacato a cumplir una conciliación obligatoria cuando estaban, gremio y cámaras empresarias, discutiendo para principios de este año el pago del bono de fin de año. Para Hugo Moyano el embate es político y lo sintetiza en dos cuestiones: en que él y Cristina Kirchner son los únicos que pueden ponerle freno al Gobierno. Esas penurias judiciales compartidas y la necesidad política hizo que luego de 7 años de “divorcio” se mostraron juntos en Cañuelas en un acto que hizo el gremio de SMATA. 

A su vez, el camionero considera que su sindicato fue el que se alzó contra la reforma laboral y elevó el piso paritario a 25 por ciento cuando todos los gremios venían cerrando en 15 por ciento con una inflación en alza. 

Claro está a todo esto hay que sumarle el entuerto judicial en el que se encuentran los Moyano, ya sea por la causa de lavado de activos a través del Club Independiente como así también la investigación que se le sigue contra su gremio por desvío de fondos.

Entre otros, lo acompañaba Cristina.

Respecto a la multa, el juez Ramonet rechazó la medida cautelar y en el texto al que accedió este diario indica, fundamentalmente y entre otras cuestiones, que “si bien los sindicatos y las federaciones con personería gremial tienen la facultad de administrar sus propias obras sociales, lo cierto es que unos y otros deben tener patrimonios diferenciados, siendo que las obras sociales se financian con una contribución obligatoria a cargo del empleador”. Con esto rechaza la frase de Moyano respecto a que al aplicarse la multa al gremio llevará “los enfermos a la puerta del ministerio de Trabajo”.

Más político, Ramonet cuestiona la frase en la que Camioneros “rechaza la ley 18.695 por ser una ley del proceso militar”. Dice el juez: “La aplicación de la ley 18.695 resulta plausible por el reenvío de la ley 25.212 que fue actualizada por los gobiernos de Juan D. Perón y Carlos Sául Menem por lo que carece de todo sentido”.

¿Cómo se llegó a esta instancia? El juez en lo laboral embargó las cuentas de cuatro entidades bancarias con las que opera el gremio hasta cubrir el monto de la multa que fijó el Ministerio de Trabajo que asciende a 809.790.710 pesos. A su vez, también corren intereses y costas que ya suman 242.937.213, pesos por lo que el monto total del embargo supera los 1.052 millones de pesos.

Pero este no es el único frente que afecta a Camioneros ya que en los pasillos del ministerio de Trabajo está terminando una segunda multa, también por desobediencia a otra conciliación obligatoria. En este caso fue cuando, para los funcionarios, tampoco la respetaron en el marco de la negociación paritaria. También, vaticinan, será millonaria.