• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Los “verdes” siguen dando pelea por la ley de aborto, pero ya hay signos de resignación

Los senadores que impulsan la legalización del aborto se resisten a tirar la toalla, pero ya varios dan signos de resignación ante la consolidación de la ventaja de los que anticiparon su voto negativo.

“Lo que uno ve como una derrota legislativa puede ser un triunfo cultural, tampoco es para dramatizar”, estimó el oficialista Ernesto Martínez, uno de los promotores de la “opción cordobesa” que permitió unificar a los “verdes” detrás de un proyecto que modifica la media sanción de Diputados. Aunque hasta ahora no les alcanzó.

La sucesiva definición de indecisos por el “no” desalentó a muchos de los senadores y también a las “sororas” que fueron vanguardia de la aprobación del proyecto en la Cámara baja. Una de sus espadas, la macrista Silvina Lospennato, dijo sobre la deserción de la senadora K Silvina García Larraburu que aportó el votos 37 al rechazo: “Nos generó una gran sorpresa, sobre todos por sus argumentos reaccionarios”.

Otro gesto de impotencia fue el que protagonizaron los radicales pro abortistas. La ex diputada María Luisa Storani declaró este lunes que esperaban el vuelco de varios de los senadores de esa fuerza que mayoritariamente se pronunciaron por el rechazo. “Julio Cobos es uno, lo estamos trabajando y pensamos que está a favor. Tenemos la ilusión de que cambie su postura, como Angel Rozas”, dijo. Cobos y Rozas hicieron saber que mantienen firme el “no”.

La UCR aporta números decisivos al rechazo: 9 de sus 13 senadores. En el Comité Nacional, las cúpulas del brazo juvenil (JR) y estudiantil (Franja Morada) hicieron un “pañuelazo” en favor del aborto. En la protesta “verde” pusieron la cara el ex jefe partidario, Ernesto Sanz, además del vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, y varios de los diputados que votaron a favor, entre ellos Martín Lousteau y Miguel Bazze.

Al mismo tiempo, en el Senado, referentes de la campaña nacional por el derecho al aborto legal declaraban desde el propio Salón Illia de esa Cámara que veían “un clima de hostilidad” en el debate convocado para este miércoles a las 10.30. Y pidieron que la discusión no quede empañada por la que en paralelo tiene lugar por el pedido de allanamiento a los domicilios de Cristina Kirchner.

Los senadores que promueven el “sí” seguían “punteando” la posibilidad de sumar votos para evitar que la derrota se convirtiera en irreversible. Alentaron expectativas con sendos proyectos de despenalización atenuada presentados por un indeciso, el peronista santafesino Omar Perotti, y por la única abstencionista declarada, Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino. Sin embargo, hasta ahora ninguno de los dos adelantó que modificarán posturas.

Como anticipó Clarín, Perotti propones legalizar el “protocolo” que ordenó aplicar la Corte a las excepciones del aborto. Crexell quiere despenalizar hasta la semana 12 de embarazo, sin darle apoyo estatal. w