Los ministros oficialistas ya empezaron el armado del Presupuesto 2019

MAURICIO MACRI JUNTO A MARCOS PEÑA Y ROGELIO FRIGERIO AGASAJARON CON UNA CENA REALIZADA EN LA QUINTA DE OLIVOS A LOS GOBERNADORES Y REFERENTES RADICALES – PRESIDENCIA – RADICALISMO – UNION CIVICA RADICAL

Con el objetivo de unificar posiciones dentro de Cambiemos en la previa a la negociación formal por el Presupuesto 2019 con los sectores del peronismo, funcionarios del Gobierno y de las cinco provincias en manos del PRO y la UCR comenzaron a discutir cómo afinar los números y encarar el recorte para cumplir con la meta de reducción del déficit acordada con el FMI. “Tendrá que ser un esfuerzo compartido”, quedó planteado en la reunión en la Quinta de Olivos entre Nicolás Dujovne -Hacienda-, Rogelio Frigerio -Interior- y los ministros de Economía de Buenos Aires, Capital, Mendoza, Jujuy y Corrientes.

Así arrancó la revisión de las trasferencias de Nación a las provincias para llegar a un déficit de 1,3% del PBI el año próximo, luego de que Mauricio Macri ordenara recomponer la relación con los aliados, con ruidos por los reclamos del radicalismo al Gobierno y los cruces entre la cúpula de la UCR y Elisa Carrió. Esta reunión técnica en Olivos se acordó el martes, en una visita de Alfredo Cornejo, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y otros referentes a Marcos Peña, Frigerio y Dujovne en la Casa Rosada. Luego cenaron con Macri en la residencia presidencial. Uno de los reproches de los socios al macrismo llegó por “cortarse solos” en las negociaciones con el peronismo. El Gobierno ahora prometió darles lugar, aunque primero tendrán que consensuar un borrador del proyecto.

“La necesidad y el esfuerzo de cumplir con la meta tiene que ser compartida, sin que eso signifique traspasar el peso del ajuste a las provincias. En la búsqueda de ese equilibrio estamos revisando todo”, dijo una fuente del macrismo sobre la discusión de la relación fiscal y financiera de Nación con las provincias, que incluye las transferencias corrientes y de capital a los distritos, los subsidios a los servicios públicos y el fondo sojero, entre otros ítems. El Gobierno remarcó como señal el decreto para congelar el ingreso de personal al Estado con el objetivo de reducir el gasto en unos $20.000 millones.

“No es una meta sencilla”, plantearon los radicales, y fueron más allá del paso del 2,7% del déficit de este año al 1,3% de 2019: a eso habría que sumarle, aseguraron, la caída de recursos por un crecimiento estimado en 2% y el mayor gasto en las jubilaciones atadas a la inflación, por lo que calcularon que el recorte tendría que rondar los $300 mil millones. También mostraron preocupación por las altas tasas de interés en detrimento de la actividad económica. “El ordenamiento hay que hacerlo, pero también hay que trabajar medidas para fomentar el desarrollo y el aparato productivo”, dijo a Clarín uno de los presentes.

Dujovne primero expuso los números y luego los ministros fueron planteando las posiciones de las provincias: Hernán Lacunza (Buenos Aires), Martín Mura (Ciudad), Lisandro Nieri (Mendoza), Carlos Sadir (Jujuy) y Enrique Vaz Torres (Corrientes). La Casa Rosada ya había avanzado con Vidal y Rodríguez Larreta en las negociaciones para el traspaso de Edenor y Edesur a los dos distritos y en la eliminación gradual de los subsidios al transporte, uno de los pedidos de los mandatarios peronistas. Dujovne arrancará la elaboración de un borrador que una vez que reúna el visto bueno de Cambiemos servirá para ir a la negociación con el PJ, más allá de los vaivenes discursivos del Presidente en ese sentido. En el Gobierno no descartan reuniones “amplias” con los ministros de Economía, con la intención de llegar a un preacuerdo antes del envío del proyecto al Congreso, a mediados de septiembre.