• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Los cuadernos de las coimas: aquel listado de Julio De Vido que fue una premonición del escándalo

Fue una jugada a tres bandas e incluía a tres miembros de la misma banda. Corrían los primeros días de agosto de 2015, plena efervescencia por las PASO presidenciales, y el entonces ministro de Planificación Julio De Vido hizo pública una lista “oficial” con las empresas que más dinero habían recibido del Gobierno nacional durante los 12 años del kirchnerismo. Un movimiento osado para defenderse él mismo y a su jefa Cristina Kirchner de una acusación ya con raigambre judicial: el reparto discrecional de la obra pública, que había beneficiado sospechosamente a Lázaro Báez, el amigo santacruceño de Néstor Kirchner.

El listado del ministro ubicaba a Lázaro Báez en el lugar 36, al fondo de la tabla. Según detallaba De Vido -en muchos casos con nombre y apellido de empresarios- había otras 35 firmas que habían ganado más plata con los Gobierno K que el ex empleado bancario. La enumeración tenía una trampa: la mayoría de las obras millonarias que había obtenido Báez se había canalizado a través de Santa Cruz. Y la lista de De Vido consignaba las licitadas y financiadas 100% por la Nación.

Pero más allá de esta picardía forzada para tomar distancia de Báez, el ministro revelería un ranking de empresas que hoy parece una premonición del escándalo de los cuadernos de las coimas. ¿Por qué? Porque muchas de las compañías del listado empezaron a aparecer en causas de corrupción y figuran en las anotaciones del ex remisero Oscar Centeno.

Con distintos grados de precisión, las cuatro empresas con más contratos de licitaciones públicas que detalló De Vido se ven involucradas en la causa que llevan el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli: 

1) Techint, que según Centeno fue visitada nueve veces por el recaudador Roberto Baratta (segundo de De Vido en Planificación) y ahora informó que iniciará su propia investigación interna por el escándalo.

2) Electroingeniería, que tiene a dos de sus directivos presos: Gerardo Ferreyra y Jorge Neira. Habría pagado al menos 11 millones de dólares en coimas, siempre de acuerdo al relato del ex chofer. 

3) Iecsa, que tiene a un ex CEO preso, Javier Sánchez Caballero y habría pagado 8 millones de dólares de coimas. Este empresa fue mencionada en particular por el kirchnerismo porque pertenecía a los Macri y la manejó durante años Angelo Calcaterra, el primo del actual Presidente. Pero Iecsa ya aparecía en algunos de los primeros negocios K sospechados, como la frustrada construcción de cárceles en 2005.

4) Corporación América, cuyas oficinas fueron allanadas en el marco de la causa de los cuadernos, según adelantó Clarín este miércoles.  

¿Más ejemplos?

– Sexta en la lista de De Vido figura Odebrecht, que desató un escándalo internacional por sus coimas y, según probó la Justicia en Estados Unidos, habría pagado al menos 35 millones de dólares en la Argentina de sobornos. 

– Séptima aparece Esuco, la empresa de Carlos Wagner, el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, también preso por los cuadernos. Esta compañía figura en los cuadernos del chofer arrepentido con 1,5 millón de dólares de coimas.

– Isolux, la firma española más comprometida en cuanto a montos de sobornos en esta causa (12,8 millones de pesos), ranqueaba 15 en la lista de De Vido. Es la compañía que tiene detenido a un empresario, Juan Carlos Goycochea, que decidió declarar como arrepentido y reconoció que le pagó sobornos a Baratta.

– También la lista incluía, previsiblemente, a Cristóbal López, en este caso con su constructora CPC. El Zar del Juego está preso por “defraudación al Estado” por una evasión millonaria y, como Báez, es denominador común en las principales investigaciones por presunto lavado de dinero K. Ambos fueron vanguardistas en este modus operandi de recibir millones de dinero por negocios con el Estado y devolver una parte para engrosar el patrimonio de los Kirchner. Pero no fueron los únicos. A su modo, De Vido lo anticipó.