• Intentar correrlo a Bonadio: el mismo ineficaz recurso de siempre
    • Amado Boudou pidió su excarcelación en la causa Ciccone
    • El 28 de agosto, Día D para los Moyano y la multa millonaria a Camioneros
    • El histórico abogado de Claudio Uberti se despega y crecen las dudas sobre su entrega
    • Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel

La ex mujer del chofer rompió el silencio y contó que Centeno guardaba los cuadernos para extorsionar a Baratta

Hilda Horovitz, la mujer que desató el escándalo de los cuadernos de las coimas, rompió el silencio en una entrevista y aseguró que su ex pareja, Oscar Centeno, mantenía contacto con Néstor Kirchner.

Las testimonios de Horovitz forman parte de una extensa nota que la mujer le brindó a la Revista Noticias, medio que adelantó algunos segundos de audio de manera exclusiva.

Además de afirmar que Centeno la golpeaba (mucho más si volvía enojado de trasladar tanta plata y haber recibido migajas”), la mujer del chofer contó que su ex tenía trato con el ex presidente Néstor Kirchner.

“Me habló de Cristina, que cuando iba a Olivos la veía en pijama, que la veía a veces desarreglada, pero de que haya tenido contacto no, él se hablaba más con Kirchner (Néstor)”, dijo.

Además, se refirió a los cuadernos en los que Centeno anotaba cada movimiento de dinero referido al pago de coimas. “Él iba a terminar la gestión. Él tenía la idea de decir ‘bueno, si Baratta no me lleva con él o Baratta no me pone de chofer en otro lado’, entonces él iba a utilizar esos cuadernos para mostrarlos, pero los terminé usando yo”, confesó riendo. 

Según los cuadernos, que detallan con meticulosidad montos, recorridos y puntos de recogida y de entrega de maletines con dólares en efectivo, los sobornos fueron utilizados para obtener la adjudicación de obras públicas.

El chofer Oscar Centeno, autor de las anotaciones, un ex suboficial de ejército, fue detenido el miércoles al igual que una docena de empresarios y exfuncionarios. Este jueves rindió indagatoria y, según la prensa, optó por declararse como arrepentido, admitió la autoría de los cuadernos y se acogió a un defensor público.

Según la Fiscalía, los presuntos sobornos habrían alcanzado unos 160 millones de dólares.

Hasta ahora, se realizaron 34 allanamientos en los que fueron incautados 14 automóviles, el equivalente a unos 50.000 dólares en efectivo y dispositivos informáticos.