• Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"
    • Dietrich: "En el kirchnerismo había una matriz de privilegio para los que estaban cerca del poder"
    • Detectaron una cuenta secreta en Luxemburgo del contador de los Kirchner
    • El empresario Aldo Roggio declaró ante el juez Bonadio, que analiza si lo aprueba como arrepentido

La despedida de Mauricio Macri a Sergio Marchionne, un empresario de fuertes vínculos con la Argentina

Macri, junto a Marchionne (derecha) y el gobernador Schiaretti, durante el acto de anuncio de inversión en una fábrica de Fiat en Ferreyra, Córdoba.

Con un mensaje en Twitter, el presidente Mauricio Macri despidió a Sergio Marchionne, el CEO mundial de Fiat-Chrysler.

El empresario italiano, de fuertes vínculos con la Argentina, murió este miércoles a los 66 años de un paro cardíaco tras someterse a una operación de hombro en Zurich.

Apenado por la muerte de Sergio Marchionne, un amigo de la Argentina con quien nos reunimos por última vez hace algunos meses. Mis condolencias a sus familiares, amigos y a toda la familia de Fiat Chrysler.

“Apenado por la muerte de Sergio Marchionne, un amigo de la Argentina con quien nos reunimos por última vez hace algunos meses. Mis condolencias a sus familiares, amigos y a toda la familia de Fiat Chrysler”, publicó Macri en su cuenta de la red social.

En marzo de este año, Marchionne había visitado fugazmente Buenos Aires, donde se reunió con el primer mandatario en Casa Rosada y elogió “el rumbo del país”.

“He estado en la Argentina en otras ocasiones, me he entrevistado con otros presidentes y es la primera vez que veo este ambiente, es algo realmente alentador”, dijo entonces tras su entrevista con el jefe de Estado.

Marchionne devolvía así el gesto de Macri, que había visitado en febrero la planta de Fiat en Córdoba para el lanzamiento del modelo Cronos.

“El presidente Macri conoce el sector y le contamos sobre nuestra inversión de 500 millones de dólares en Córdoba y nuestra confianza sobre el futuro de la Argentina”, dijo el CEO de Fiat Chrysler.

Además, se mostró optimista respecto de la posible firma de un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. “Si el Mercosur y la Unión Europea logran sellar un acuerdo de libre comercio, la región en general y la Argentina en particular se beneficiarán enormemente”, señaló entonces Marchionne en una entrevista con Clarín.

Antes de caer enfermo, el ejecutivo ya había anunciado que planeaba retirarse el año próximo de sus funciones como máximo directivo de Fiat, empresa a la que salvó de la bancarrota y fusionó más tarde con Chrysler, creando así el séptimo grupo de fabricantes de automóviles del mundo. 

Marchionne fue operado el 26 de junio en el hospital universitario de la suiza Zurich, por un problema en el hombro. Nunca se informó oficialmente hasta su muerte cuál era el verdadero problema que sufría. Las dos versiones provenientes de fuentes confiables señalaron que la causa era un sarcoma o un cáncer de pulmón.

En ambos casos existía el riesgo de complicaciones que se presentaron la semana pasada. Marchionne sufrió una embolia cerebral y John Elkan, presidente del grupo y representante de la familia Agnelli, histórica propietaria de Fiat, hizo el anuncio sin dar detalles. Por la mañana, Elkan, nieto de Giovanni Agnelli, dijo en nombre de la sociedad que “el hombre, el amigo, se ha ido” tras sufrir un paro cardíaco.