• Cristina Kirchner vs. Claudio Bonadio: recelos, favores y un cuarto round en Tribunales
    • Sigue la búsqueda de Claudio Uberti que está prófugo desde el viernes
    • Margarita Stolbizer dijo que la causa de los cuadernos "es una parte" y apuntó al flujo de dinero "en las áreas de subsidios"
    • Gerardo Morales quiere casarse pero, por ahora, no puede
    • Cristina Kirchner pidió a sus seguidores que no vayan a Comodoro Py
    • Otra vez Cristina Kirchner se negaría a responder preguntas en una causa por corrupción

La causa de los cuadernos, día por día

El ex chofer Oscar Centeno junto al fiscal Carlos Stornelli.

Es apresado Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, el número 2 de Julio de Vido.

El megaescándalo de corrupción estalla públicamente, con la detención de 12 personas, entre ellos Baratta, y los empresarios Gerardo Ferreyra (Electroingeniería) y Javier Sanchez Caballero (Iecsa), quien se convirtió en colaborador. Cristina Kirchner es citada a indagatoria para el 13 de agosto. Para la Justicia, Néstor y Cristina Kirchner son los jefes de una “asociación ilícita”.

Roberto Baratta, detenido.

Declara como “arrepentido” el ex chofer Oscar Centeno, e ingresa al programa de protección de testigos. Admite haber escrito los cuadernos. La Justicia los busca en su casa, pero no los encuentra.

El juez Bonadio imputa a 36 personas en la causa, y refiere pagos de sobornos por casi us$36 millones entre 2008 y 2015. Además de Sánchez Caballero y Ferreyra, en la causa figuran los empresarios Carlos Wagner (Esuco), Armando Loson (Albanesi), Francisco Valenti (IMPSA SA), Carlos Mundin (BTU SA), Jorge Neyra (Electroingeniería), Oscar Thomas (Ex Ente Binacional Yacyretá), Juan Carlos de Goycochea (Isolux Corsán); y Claudio Glazman. El circuito de los sobornos llegaban hasta Néstor y Cristina Kirchner y algunos pagos se realizaban en su departamento de la calle Juncal. El empresario De Goycochea declara como “imputado colaborador” y admite haber pagado coimas a Baratta.

Valenti, directivo del Grupo Pescarmona, regresa al país y queda detenido. Según los cuadernos fue quien pagó u$s 2,8 millones a Baratta.

De la causa judicial trasciende que Baratta llevó al menos u$s 60 millones al piso de los Kirchner en la calle Juncal.

Angelo Calcaterra, primo del presidente Macri, se presenta a declarar. Asume que pagó sobornos al kirchnerismo, queda como “imputado colaborador” y se lo exime de prisión. Quedan detenidos Héctor Zabaleta, ex director de Techint, y Rodolfo Poblete, gerente de Hidrovía SA. Macri declara que “le tengo afecto a mi primo, pero esto le hace bien al país”. Otros dos empresarios, Alejandro Ivannisevich (Emgasud- 30 Energy) y Manuel Santos Uribelarrea (UCSA) admiten ante el juez haber pagado coimas.

Tras la declaración del ex Techint Zabaleta como “arrepentido”, Luis Betnaza, hombre clave del holding, denuncia ante el juez Bonadio por extorsión a De Vido. Afirma que le pidió dinero a cambio de la indemnización por la expropiación que hizo Hugo Chávez a la siderurgica Sidor (de Techint) en 2008. Rudy Ulloa Igor, ex chofer de Kirchner y presunto testaferro se niega a declarar ante el juez. En el Senado, en comisión, Cambiemos y el PJ Federal avalan los allanamientos a Cristina Kirchner.

Rudy Ulloa en los tribunales de Comodoro Py. Maxi Failla

El ex juez Norberto Oyarbide declara ante Bonadio en la causa por los cuadernos. Denuncia “aprietes” de los K: menciona al ex jefe de espías Jaime Stiuso y al auditor general de la Nación y operador judicial, Javier Fernández. Oyarbide está acusado como “partícipe necesario” de la asociación ilícita que “comandaba” el matrimonio presidencial. Se menciona la posibilidad de reabrir la causa por enriquecimiento ilícito de los K, que Oyarbide cerró con gran polémica años atrás. El empresario Loson queda como el sexto “arrepentido” en la causa, tras admitir haber pagado coimas.

El ex juez Norberto Oyarbide entrando a su domicilio. Juan Manuel Foglia

Clarín revela un dato clave de la causa que involucra a Cristina Kirchner: cuando Baratta llevaba los bolsos con dólares a Olivos, a Kirchner y a su secretario Muñoz, Cristina estaba presente “vestida de jogging”. Según Centeno, las entregas de dinero siguieron durante su mandato, tras la muerte de Kirchner. La declaración de Centeno involucra también a Jorge “Corcho” Rodríguez. El ex jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, declara como indagado, admite aportes en negro y acusa a Baratta de “recolectar” el dinero.

Declara el empresario Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción. Se suma a la lista de “arrepentidos” y admite “pago de coimas” y “cartelización de la obra pública”. También Aldo Roggio declara y admite haber hecho pagos ilegales. Lo mismo Betnaza, de Techint. También se presenta espontáneamente ante el juez Hugo Eurnekian, sobrino de Eduardo Eurnekian. Neyra, número dos de Electroingeniería, se suma a la lista de “arrepentidos”.

Hugo Eurnekian, sobrino de Eduardo, admitió sobornos en Comodoro Py