Insólito: suspenden la declaración de Héctor Timerman por el encubrimiento del atentado a la AMIA porque no había micrófono

En un hecho con ribetes insólitos, la declaración indagatoria de Héctor Timerman en la causa de la denuncia de Alberto Nisman por el presunto encubrimiento del atentado con Irán fue suspendida esta mañana porque no llevaron micrófonos a la residencia del ex canciller K.  

La declaración, que debía hacerse por videoconferencia, arrancó ya con problemas. La imagen no era nítida, pero se veía. Sin embargo, el sonido nunca fue audible y se tuvo que llamar a un cuarto intermedio para definir cómo seguir. 

Minutos después de comenzada la transmisión los problemas en el sonido fueron motivo de queja por parte del tribunal y se hizo una interrupción para que un equipo técnico pudiera arreglarlo. 

No hubo caso: no contaban ni con micrófonos de ambiente, ni con un corbatero apto para enchufar a la computadora a través de la cual se mostraba a Timerman. “En el pedido no figuraba un micrófono”, se escuchó decir a uno de los auxiliares que llegó a la residencia del ex funcionario procesado por la denuncia de Alberto Nisman. 

Debido a su salud, se decidió que el ministro de Relaciones Exteriores de Cristina Fernández de Kirchner sea indagado a través de videoconferencia, como ocurrió ayer con Julio De Vido en otra causa y por razones muy distintas: está con prisión preventiva. 

Los problemas técnicos hicieron retrasar la audiencia, mientras en pantalla se veía a Timerman con dificultades respiratorias. “Tengo problemas para respirar ahora, pero puedo seguir”, dijo el ex funcionario. 

De nada sirvió, el sonido siguió saturado y se suspendió la indagatoria por consenso de las partes. 

Noticia en desarrollo