• Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez
    • La situación de Cristina Kirchner profundiza la grieta en el bloque del PJ del Senado

El titular de la AFIP se reunió con el juez Claudio Bonadio para colaborar en la causa de los cuadernos de las coimas

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, pidió una audiencia con el juez Claudio Bonadio para colaborar en la causa que investiga una ruta de coimas que superarían los 200 millones de dólares. Según señalaron a Clarín fuentes oficiales, el organismo recaudador ofreció ayuda “como lo hace en cada causa donde se investigan fondos ilícitos”.

La reunión en el despacho del juez Bonadio, en el cuarto piso de los Tribunales de Comodoro Py, inició poco después de las 10.30.  “Cuccioli fue para plantearle al Juez que el organismo está a disposición de la causa, como cada vez que ocurre en investigaciones vinculadas con cuestiones económicas, y que involucran fondos ilegales”, explicaron a Clarín.

Por la envergadura de la causa, y más allá que la AFIP pueda recibir un oficio o algún pedido puntual por parte del Juzgado, Cuccioli ofreció también la colaboración general del ente recaudador en la causa en la que ya se detuvieron a 16 personas, y está en curso una ronda de indagatorias que concluirá con con Cristina Kirchner el 13 de agosto.

La causa investiga una ruta de “fondos ilegales”, como calificó el fiscal Carlos Stornelli, que tenía en su organización recaudadores como Roberto Baratta, Nelson Lazarte y Hernán Gómez. También apuntó hacia quienes pagaban esas coimas, involucrando directamente a los empresarios que “aportaron en un sinnúmero de oportunidades” dinero ilegal y durante 2008-2015 más de 35 millones de dólares. 

Esta supuesta asociación ilícita estuvo “comandada por Néstor y Cristina Kirchner”, según la acusación formal, y en el mecanismo implementado los fondos eran entregados en Uruguay 1306, el departamento de los ex Presidentes, como destino final. Como contó Clarín, según consta en los cuadernos del chofer Oscar Centeno, en ese domicilio Baratta hizo en cuatro años, más de 70 entregas por una suma de 60 millones de dólares.

La Justicia busca determinar el origen de los fondos, y cómo los mismos se justificaban en las empresas que realizaban semanalmente, en algunos casos, los pagos. En este punto, podría intervenir la AFIP en colaboración con el juzgado.