El desgarrador discurso de un diputado que perdió un hijo que esperaba un trasplante

“Si las circunstancias de la vida hubiesen sido otra yo debería estar ahi, con los papás de Justina y esta ley podría llamarse Ley Juan Pablo”.

Lo dijo esta tarde, en el Congreso, el diputado Pablo Kosiner, legislador por Salta y presidente del Bloque Justicialista, durante el debate de la Ley Justina que, entre otros puntos, invierte la presunción de ser donante: quien no declara que no quiere donar, se convierte en donante.

El diputado explicó el motivo: en 2011, su hijo Juan Pablo falleció a los 16 años esperando un trasplante de riñón. 

“Tuve la situación desgraciada de perder a Juan Pablo, en una terapia del hospital Italiano, esperando un trasplante en emergencia nacional”, contó en un emotivo discurso.

Por entonces, Kosiner era ministro de Seguridad de Salta. Kosiner había presentado un proyecto muy similar a la Ley Justina en Diputados, llamada “Ley del donante Universal”.