Debut de la mesa de acción política kirchnerista con un solo objetivo, la unidad

La flamante mesa de acción política que formó el PJ intervenido, encabezado por José Luis Gioja, se reunió este jueves por primera vez con un objetivo claro: diseñar estrategias para empezar a tender puentes con otros peronistas y lograr la anhelada unidad frente a Cambiemos. “Para el peronismo, la única grieta que existe es la desigualdad”, plantearon.

Sin poder usar el PJ Nacional -donde ahora es local el interventor Luis Barrionuevo- la cita tuvo lugar en la sede del partido en la Ciudad, conducido por el líder del sindicato de porteros, Víctor Santa María.

Entre los participantes estuvieron el gobernador de Formosa y presidente del Congreso del PJ, Gildo Insfrán; el mandatario puntano, Alberto Rodríguez Saá; el jefe de la bancada del FpV en Diputados, Agustín Rossi y los legisladores Fernando Espinoza, Wado de Pedro y Cristina Alvarez Rodríguez; el presidente del PJ Bonaerense Gustavo Menéndez; sus pares de Tucumán y La Pampa, Beatriz Rojkés y Rubén Marín; y el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.

“Fue un buen encuentro en el que hicimos un análisis de la situación económica y social del país, que es muy preocupante, mientras esperamos que la Justicia normalice la situación del partido”, aseguró Rossi a Clarín y consultado sobre la posibilidad de avanzar en la unidad con el peronismo de los gobernadores y el massismo, consideró: “En esta mesa hay una silla vacía para quien se quiera sentar. Las puertas están abiertas. Primero hay que resolver la situación judicial pero nuestra idea es ir a una gran interna y que las distintas alternativas se expresen ahí”.

Del encuentro, se acordaron algunos puntos claves. Entre ellos, el más importante, fue la designación de Carlos Marín (cuatro veces gobernador de La Pampa) como coordinador de la Mesa. “Lo conocen y respetan todos y nadie puede decir que es Cristinista. Elegirlo a él muestra la voluntad de avanzar que existe”, aseguró uno de los presentes en el encuentro. Marín será una especie de embajador, encargado de tender lazos.

A su vez, pautaron juntarse periódicamente, convocar a reuniones con actores de distintos sectores y con los presidentes de cada uno de los PJ del país, y avanzar con equipos técnicos en el armado de propuestas que se impongan frente a la discusión de candidaturas. “El candidato es la unidad”, aseguran aquellos que plantean que el peronismo, si va junto, le gana a Cambiemos.

“Tenemos que poner un esfuerzo adicional para convertir al peronismo en esa fuerza nacional y popular. Ver cómo ponemos en un trabajo especial y delicado, para nuestra unidad en conseguir los objetivos mayores. Esperemos que con rapidez la Cámara se ocupe de resolver este problema de la intervención que tiene preocupado al movimiento y nos duele”, declaró en conferencia de prensa Nardini.

Tras el encuentro, los dirigentes firmaron un documento en el que apuntaron que “La política económica de Cambiemos ha fracasado” y lanzaron fuertes críticas. “Los jubilados sufren, la clase media se deteriora, y la juventud pierde las esperanzas”, señala el texto y en otro pasaje agrega sobre el Gobierno: “Vinieron a ‘unir a todos los argentinos’, pero han promovido el odio, la división y la persecución política”.

Sobre el final, el documento pide “poner lo mejor de cada uno, con humildad y privilegiando las coincidencias de la doctrina justicialista por sobre las diferencias coyunturales” y concluye: “Tenemos la certeza que unidos avanzaremos para lograr construir una nueva mayoría política y cambiar en serio y para bien la historia a partir de las elecciones en 2019”.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});