• Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel
    • Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"
    • En su defensa, Cristina Kirchner pide la declaración testimonial de Mauricio Macri y señala a Angelici
    • La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado

Cuadernos de las coimas: Oscar Centeno amplía su indagatoria en Comodoro Py

Oscar Centeno alojado en la sede de Cavia hace tres días, volvió a los Tribunales de Comodoro Py este viernes como contó Clarín, ante la posibilidad de tener que ampliar su declaración indagatoria. El juez Claudio Bonadio aún no homologó el acuerdo que lo convertiría, al ex chofer de Roberto Baratta, en un imputado colaborador.

Fue este jueves cuando el ex chofer de Roberto Baratta (mano derecha de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación), aceptó integrar el programa de imputado colaborador. Bajo esta condición declaró durante más de tres horas ante el fiscal Carlos Stornelli. Para que efectivamente sea considerado un “arrepentido” se necesita la homologación del juez Claudio Bonadio. Según pudo saber Clarín, el magistrado no lo hizo, y evaluaba indagarlo nuevamente.

Esta figura del imputado colaborador, es la misma a la que se incorporó Leonardo Fariña -en la causa conocida como la Ruta del Dinero K-, y Alejandro Vandenbroele apuntado como testaferro de Amado Boudou.

La del jueves fue una indagatoria de poco más de tres horas. Allí, más tranquilo que el día anterior cuando por primera vez estuvo ante el juez Bonadio y el fiscal Stornelli, el ex chofer admitió que los ocho cuadernos que dieron origen a la investigación, eran de su propiedad. Fueron escritos por él y en esta situación, ratificó lo que en esas páginas había consignado durante casi diez años.

La Justicia calificó esos cuadernos como una “bitácora del delito”. En ellos se consignaron direcciones, horarios, patentes de vehículos, montos de dinero que se movían, nombres de empresarios y de ex funcionarios.

Durante la indagatoria se le preguntó a Centeno dónde se encontraban los cuadernos originales. “Yo los tengo” asumió. Horas después la Justicia allanó dos propiedades del ex chofer, en Olivos y en Bellavista. Los operativos dieron negativo y no lograron encontrar los originales, algo que reclamó la defensa de varios imputados.

Cerca de las 16.30 el ex chofer acusado de partícipe necesario de una asociación ilícita regresó a los Tribunales de Comodoro Py. Allí después de pasar por el juzgado de Bonadio, fue llevado al quinto piso donde se encuentra reunido con su defensor oficial, Gustavo Kollman. La Justicia espera más información por parte de Centeno vinculada a los cuadernos originales, con los que aún no dio el fiscal Stornelli y el juez.

Para que Centeno sea considerado un imputado colaborador se necesita la homologación del juez Bonadio, medida que no adoptó el magistrado tal como confirmaron a Clarín fuentes judiciales. Sumado a esto, tampoco concedió la excarcelación que el defensor oficial -Gustavo Kollmman-, solicitó.

Sin la homologación, aún el ex chofer no es considerado efectivamente un “arrepentido”. No se descarta que en las próximas horas el juez Bonadio lo cite nuevamente a declaración indagatoria, para que sea trasladado este viernes a los Tribunales de Comodoro Py. Centeno está preso desde el miércoles y fue el primero en las 15 detenciones ordenadas los últimos días por el magistrado.

Como imputado colaborador, Centeno primero declaró ante el fiscal Stornelli ya que esta figura se acuerda con el ministerio Público Fiscal. Toda la información que aportó “deberá referirse únicamente a los hechos ilícitos de los que haya sido partícipe y a sujetos cuya responsabilidad sea igual o mayor a la del imputado arrepentido”, versa la Ley 27.304 que rige el programa.

En caso de que se homologue el acuerdo después de la ampliación de la indagatoria, comienza a correr el plazo de un año para corroborar sus dichos. De no suceder, incurriría en el falso testimonio, delito que según la ley podría caberle una prisión de 4 a 6 años con la pérdida del beneficio.

Dueño de los ocho cuadernos, Centeno está acusado junto a otros 35 imputados, como partícipe de una asociación ilícita que -según calificó Stornelli en su imputación formal-, fue comandada por Néstor y Cristina Kirchner.

En esta investigación se busca reconstruir un circuito de coimas. El primer número que se obtuvo al contabilizar directamente los números consignados en los cuadernos, asciende a 53 millones de dólares. Sin embargo, la Justicia realizó otro cálculo: tuvieron en cuenta otras operaciones que no se volcaron directamente en los cuadernos y así, se habla de sobornos por más de 160 millones de dólares.

Junto a los 16 detenidos y dos prófugos, hay otras 18 personas citadas a indagatoria sin prisión preventiva que comenzarán el lunes 6 de agosto a declarar. Esta ronda que incluye ex funcionarios K (Juan Manuel Abal Medina, Oscar Parrilli, José María Olazagasti, entre otros), al ex juez Norberto Oyarbide, a Javier Fernández, a Rudy Ulloa, entre otros, concluirá con Cristina Kirchner el 13 de agosto.

Después de 35 allanamientos más los que se realizaron este jueves en las propiedades de Centeno, Bonadio pidió autorización al Congreso para poder allanar tres propiedades de la ex Presidenta que figuran en los cuadernos. La presidenta del Congreso, Gabriela Michetti recibió el escrito y convocó a una sesión especial para dar tratamiento al requerimiento.