Crece la tensión por el aborto: Miguel Pichetto acusó a la Iglesia y “grupos provida” de inventarle una cuenta en Twitter

El senador Miguel Angel Pichetto acusó “a la Iglesia” y a los “grupos provida” que se oponen al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo de estar detrás de la creación de una cuenta falsa a su nombre en Twitter, en el marco de las tensiones por el debate de ese proyecto en la Cámar alta.

Según el jefe del bloque peronista en el Senado, esos sectores trataron de hacerlo aparecer emitiendo mensajes plagados de exabruptos para defender la legalización de aborto, que se está debatiendo en esa Cámara. Pichetto es el principal promotor de la posición favorable a sancionar sin cambios el proyecto que ya fue aprobado en Diputados, para que se convierta inmediatamente en ley. 

El dirigente rionegrino dio a conocer su postura mediante un comunicado firmado por el bloque Justicialista, luego de presentar a través de sus apoderados una denuncia penal por “sustitución de identidad” que deberá ser investigada por el juez federal Ariel Lijo.

Pichetto aseguró que “detrás de la operación de la que he sido objeto están en todos aquellos que no solo están en contra del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo sino también del debate democrático y de los nuevos derechos como es este que viene reclamando el colectivo de mujeres”.

Según la presentación judicial, el senador no posee cuentas en las redes sociales, pese a lo cual aparece desde hace semanas identificado en Twitter como @SenadorPichetto. En el escrito se sostiene que fue objeto de un daño “moral, político y personal”, dado que su “alter ego personal” hace publicaciones “de inadmisible tenor, que de ninguna manera reflejan las convicciones y la filosofía de vida del verdadero Miguel Angel Pichetto”.

En la cuenta falsa se le hacen decir frases como “las mujeres que han decidido matar a sus hijos no deberían ser perseguidas. Es una difícil decisión, no le sumemos más problemas” y también “Vamos por la eutanasia temprana, los niños con defectos pueden ser una carga temprana para nuestro sistema de salud y un mal trago para las familias”.