Carrió, Iguacel y Fariña en el pedido del fiscal para un juicio contra Cristina Kirchner

Elisa Carrió fue una de las impulsoras de las causas contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

El listado de testigos solicitados supera las 90 personas. Políticos, dirigentes partidarios, actuales funcionarios, valijeros y periodistas son parte de quienes podrían declarar en el juicio contra Cristina Kirchner que iniciará antes de fin de año y donde se la acusa de ser jefa de una asociación ilícita que se dedicó a beneficiar a Lázaro Báez con la obra pública. El pedido lo realizó el fiscal del juicio Diego Luciani entre varias medidas de prueba.

El fiscal presentó una extensa lista de testigos encabezada por la dirigente Elisa Carrió, la ex diputada Margarita Stolbizer, el valijero Leonardo Fariña y el ex titular de la Auditoría General de la Nación Leandro Despouy. Además, en el listado se incluyó al ex director de Vialidad Nacional y actual ministro de Energía, Javier Iguacel, como a Sergio Brodsky titular de la Inspección General de Justicia (IGJ). Iguacel impulsó las denuncias por irregularidades en la obra pública contra el kirchnerismo cuando asumió en Vialidad. 

La semana pasada la Oficina Anticorrupción -que es querellante en la causa- que dirige Laura Alonso también había presentado un listado con los posibles testigos. Entre ellos incluía también a los periodistas de Clarín Jorge Lanata y Nicolás Wiñazki, entre otros. El fiscal Luciani no los incluyó en su pedido de testigos. Ahora, será el Tribunal Oral Federal 2 el que defina y confeccione una lista definitiva con los testigos que declararán en el juicio contra la ex presidenta por la corrupción en la obra pública. Se estima que lo hará tras la feria judicial. 

Las pruebas sobre rutas inconclusas, caminos en medio de la estepa santacruceña que no conducen a ningún lado y documentación con los “sobreprecios superiores al 65%”, como señala la justicia, es parte de lo que se expondrá durante el juicio contra Cristina Kirchner, Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner, Nelson Periotti y Lázaro Báez, entre otros personajes K. 

Para la Justicia se montó una estructura en diversas áreas del Estado que eligió la obra pública vial como medio propicio “para obtener dinero del Tesoro Nacional convirtiendo en empresario de la construcción a Lázaro Báez, a quien habrían de enriquecer durante doce años”. 

El de la obra pública es el expediente que más complica a la ex presidenta. La Sala II de la Cámara Federal porteña, determinó que las maniobras investigadas en este caso son el delito precedente que permitieron expandir “la matriz de corrupción” a otras investigaciones por lavado de dinero, donde se reiteran prácticamente los mismos acusados.

El valijero Leonardo Fariña con su custodia en una visita a Comodoro Py.

El juez Julián Ercolini, durante la instrucción, acusó a la senadora de Unidad Ciudadana, de ser “jefa de una asociación ilícita” y de haber defraudado al Estado al favorecer a Lázaro Báez, quien recibió 52 contratos de obra pública vial por $ 46.000 millones durante los gobiernos kirchneristas.

La imagen del juicio -cada vez más cercano- mostrará al Tribunal Oral Federal frente a veinte personas procesadas en esta causa. Todos acusados de ser partícipes de una misma maniobra, con diversas responsabilidades, que tuvo un único fin para los fiscales: “Convertir al amigo presidencial en el principal empresario de la obra pública en Santa Cruz”.

La causa por la defraudación en la obra pública, tiene una segunda instancia que involucra a los ex gobernadores K de Santa Cruz: Sergio Acevedo, Carlos Sancho y Daniel Peralta. Como se encuentran imputados como parte de la maniobra que favoreció a Báez, el fiscal del juicio hizo la reserva para citarlos eventualmente a declarar en el juicio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *