• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Angelo Calcaterra le avisó el fin de semana a Mauricio Macri que iba a arrepentirse

El viernes, el empresario Angelo Calcaterra ya había decidido presentarse de forma espontánea y buscar declarar como arrepentido ante el juez federal Claudio Bonadio. Y el fin de semana se lo comunicó a su familia. Incluido, el de mayor trascendencia política: su primo, Mauricio Macri.

Así lo confiaron a Clarín fuentes cercanas al ex dueño de la constructora IECSA, que reafirmaron lo que trascendió desde Tribunales: Calcaterra asegura que, “en un contexto de apriete constante que sufría la empresa porque era ‘el primo de'”, aportó en negro “fondos para las campañas de 2013 y 2015” del Frente para la Victoria, y, si bien admite que lo que figura en los cuadernos es cierto, apunta que se trata de “un monto inexacto”. “Es mucho menos”, dicen en su entorno.

También, afirman que esos fondos no fueron coimas para la obtención de alguna obra en particular para IECSA. como ocurría en el caso de otras firmas. “No se puede perder de vista el clima de hostilidad que sufría la compañía por su vínculo con la familia Macri”, remarcan. 

¿En cuánto influyó Macri para que Calcaterra se presentara a declarar? Tanto cerca del empresario como en el Gobierno aseguran que el Presidente no le hizo ningún pedido en concreto, pese al vínculo estrecho que mantienen. Más: en Casa Rosada, hasta al momento, niegan que se haya dado una comunicación entre ambos. “Hablaron el fin de semana”, precisaron cerca de Calcaterra. 

¿Por qué, entonces, se adelantó? “Angelo no quiso dejar sólo a (Javier) Sánchez Caballero en todo esto y quiso colaborar”, indican fuentes ligadas al empresario. Bajo estricto hermetismo se maneja en su entorno un dato clave para el futuro de la causa: ¿Tiene pruebas para aportar?

Con todo, mientras su primo declaraba, el Presidente participaba de una actividad de ONG’s en el Palacio San Martín, en el marco del G20. Allí sostuvo: “Trabajar por un Estado transparente que esté al servicio de las personas es fundamental para combatir y prevenir la corrupción. Desde la Argentina asumimos un fuerte compromiso con esta agenda. Y los resultados están a la vista”.

El testimonio de Calcaterra abre un nuevo escenario en la causa, con final incierto. En el caso de IECSA, puede aportar datos desde que compró la firma, en 2007. Los cuadernos -y Centeno- cuentan detalles desde 2005. Por entonces, la constructora era propiedad de Franco Macri. Según el libro de la periodista Laura di Marco, el propio Presidente contó que la salud de su padre es delicada: “Tiene un proceso de demencia en avance y, cuando amanece, tiene un par de horas de extrema lucidez y después empieza a repetir las cosas”.

Lejos de ser tirante, la relación de Franco Macri con el kirchnerismo tuvo pasajes de buena sintonía, como cuando en 2014 dijo: “El próximo Presidente tiene que salir de La Cámpora”.