• Nombres, lugares, porcentajes: los secretos de la declaración de Carlos Wagner
    • Mauricio Macri, en la cena de uno de sus sindicalistas preferidos
    • Si Carlos Wagner dice la verdad, los Kirchner recibieron casi 3 millones de dólares por día en sobornos
    • Encuesta sobre Mauricio Macri: leve mejora en las expectativas políticas
    • La noche en que Cambiemos dejó de cambiar
    • Carlos Wagner, el constructor arrepentido, involucró a Cristina Kirchner en forma directa en las coimas

Suspenden las licencias a todos los policías en Santa Fe

Patricia Bullrich recorrió este mediodía en Rosario el Centro de Justicia Penal, atacado a balazos. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Los ataques mafiosos a inmuebles de funcionarios judiciales de la provincia de Santa Fe obligaron al gobierno provincial a “suspender por tiempo indeterminado las licencias ordinarias, extraordinarias o excepcionales de todo el personal policial del territorio santafesino”.

La resolución, que es de cumplimiento obligatorio, obedece a la intención de “contar con la mayor cantidad de personas a fin de reforzar la prestación del servicio de seguridad en todos sus niveles mientras dure la situación”.

Por otro lado, unos 180 policías asignados a custodias sensibles tienen prohibido usar el celular. La medida, según expresa el documento oficial, fue calificada de “urgente y extrema”.

Cuando parecía que el poder de fuego de la banda Los Monos había quedado atrás con la detención y juzgamientos de sus principales líderes, comenzó una seguidilla de atentados que volvieron a encumbrar a la banda narcocriminal más peligrosa que haya tenido la región.

¿El objetivo? Casas de jueces. Por lo general de noche. Una moto y una ráfaga de balas que irrumpe el silencio de las calles de Rosario. La gravedad, continuidad y frecuencia de los episodios hicieron que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez, exija al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, “garantías para trabajar” y que se “refuerce la seguridad en los Tribunales de la provincia”.

Hasta el momento, tres personas fueron detenidas, sospechadas de autores materiales de algunos de los ataque intimidatorios. Sin embargo, la investigación apunta contra Ariel Máximo Cantero, alias “Guille”, uno de los líderes de Los Monos que está preso, y quien sería “autor intelectual” de los ataques.

A raíz de esto, el Ministerio de Seguridad ordenó a los jefes de todas las reparticiones que amplíen la disponibilidad del horario del personal y que aseguren la máxima eficiencia en la cobertura de turnos.

Atacaron la fachada del inmueble donde vivía el fiscal del juicio a Los Monos. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Además, se dispuso que “aquellos que estén en el subescalafón y cumplan tareas administrativas deberán pasar a otras operativas de calle “de manera inmediata”. Las únicas excepciones sobre el cumplimiento de estas medidas son las licencias por embarazo o lactancia.

No obstante, para los policías que estén asignados a custodias tendrán prohibido utilizar sus teléfonos celulares personales. “Deben dejar el aparato en la dependencia en la que vayan a tomar servicio”.

Desde mayo a esta parte, fueron atacadas a balazos las viviendas de los jueces Ismael Manfrín, Juan Carlos Vienna, Marisol Usandizaga y el Centro de Justicia Penal. Todos en la ciudad de Rosario.