• El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina
    • En Santiago del Estero, el gobernador Zamora ganó en 25 de 26 intendencias
    • Jorge Lanata: "Los K niegan los bolsos como los milicos negaban los campos de concentración"
    • Un piloto denuncia que en su avión llevaron a Panamá US$ 50 millones que lavó Lázaro Báez

Reclamo de la Justicia para el gobernador de Santa Fe tras los ataques ligados a Los Monos

El Centro de Justicia Penal de Rosario, atacado a tiros.
Foto: JUAN JOSE GARCIA

Los máximos representantes del Poder Judicial de Rosario le reclamaron esta mañana al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, que adopte medidas para garantizar “el normal funcionamiento de las instituciones”. El pedido, formulado durante una reunión con el mandatario provincial, se reitera luego de múltiples ataques a tiros atribuidos a miembros de la banda Los Monos, que buscarían amedrentar a jueces y fiscales.

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial santafesino insistió en su pedido para “revertir en lo inmediato la situación de concreta afectación” generada a raíz de los episodios registrados desde mayo pasado, un mes después de que la organización narco recibiera en una primera instancia duras condenas. A mediados de este mes un nuevo tribunal trabajará sobre las apelaciones presentadas por esas penas.

El espacio donde se condenó a la banda, el nuevo Centro de Justicia Penal de Rosario, fue baleado el sábado a la madrugada por dos hombres que se movilizaban en moto y que dispararon al menos en siete oportunidades. Esa misma madrugada fue atacado un edificio donde vivió una de las juezas encargadas de juzgar a “Los Monos”. Allí, además, arrojaron un cartón con la inscripción “Con la mafia no se jode”.

Al menos otros siete episodios semejantes se registraron desde mayo pasado en Rosario: edificios y viviendas donde vivieron en el pasado o que tienen alguna relación con los jueces Juan Vienna, Ismael Manfrín y Marisol Usandizaga –encargados de investigar, imputar y juzgar a la banda– fueron baleados.

“Se peticionó al Poder Ejecutivo provincial que garantice la seguridad en los lugares de trabajo de los operadores del sistema como así también del público en general, usuario del servicio de justicia. Y se reiteró la necesidad de continuar con las medidas de preservación de la seguridad personal de los funcionarios y magistrados que han intervenido, o tienen que intervenir, en procesos de gran trascendencia pública”, planteó a través de un comunicado el Poder Judicial.

El sábado pasado, tras el ataque al centro de justicia, Lifschitz aceptó que “está en juego la institucionalidad” y sugirió que hablará con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para reforzar la presencia de Fuerzas Federales.

La intendenta de Rosario, Mónica Fein, se reunió esta mañana con todas las fuerzas políticas de la ciudad para elaborar un documento conjunto en el que se expresa “el más absoluto repudio a los hechos de amedrentamiento” y se respalda la tarea de los jueces, fiscales y empleados del Poder Judicial.

“Entendemos que todas las fuerzas políticas de la ciudad debemos estar juntas contra las mafias y el narcotráfico, y la defensa del sistema democrático y el Estado de Derecho”, plantearon en conjunto la intendencia y el Concejo Deliberante local.