“Pity” Álvarez: los llamados de los vecinos al 911 avisando sobre “un muerto en la calle”

La escena del crimen, en el barrio Samoré: FOTO MARIO SAYES

“Se escucharon tiros”. “Hubo un homicidio”. “Está tirado en la vereda”. Así, vecinos del barrio Samoré, en Villa Lugano, dieron aviso al 911 del crimen de Cristian Maximiliano Díaz (36), el joven que presuntamente fue asesinado por el cantante Cristian “Pity” Álvarez (46).

En TN Central difundieron varias llamadas de los testigos a la policía. “Estoy en el barrio Samoré y en la torre 12 escuché un par de tiros, unos gritos y se están yendo unos pibes para el lado de Dellepiane. Son dos. Un auto paró y dejó algo en un árbol”, reporta una mujer.

En la siguiente comunicación, otra mujer da una versión similar pero agrega la presencia de un cuerpo. “Me parece que hubo un tiroteo en Escalada y Dellepiane. Hay un cuerpo tirado. Lo veo tirado. No sé si es un hombre o una mujer, veo unas zapatillas blancas”, señala.

Por su parte, un hombre da el relato más crudo: “Necesito un patrullero urgente, hubo un homicidio en la torre 12, barrio Samoré. Está ahí en la calle, está muerto en la calle”, precisa.

Voceros del caso señalaron que el crimen fue cometido este jueves a la madrugada dentro del barrio Samoré, en el pasillo que divide a las torres 11 y 12 del complejo de viviendas. Según pudieron reconstruir hasta el momento los investigadores, tras el crimen Álvarez habría arrojado el arma, calibre 7.65, y escapado en un auto.

Durante un rastrillaje por la zona, policías hallaron una pistola tirada en una alcantarilla. Los peritos buscarán determinar si se trata del arma utilizada en el homicidio.

El arma, supuestamente utilizada en el crimen, fue encontrada cerca del lugar, en barrio Samoré, Lugano.

El ex cantante de Viejas Locas, quien en la noche del asesinato estuvo en Pinar de Rocha, se encuentra prófugo y es intensamente buscado. Sebastián Queijeiro, abogado de “Pity”, aseguró que no tuvo contacto con el músico en las últimas horas.

“Al principio creímos que era una falsa noticia. Pero cuando vimos que un juez libró una orden de captura nos preocupamos”, contó. Y agregó: “No creo que se pueda fugar porque cualquier persona lo puede reconocer. El siempre se puso a disposición de la Justicia”.

El vehículo que utilizó para escapar fue hallado en las últimas horas a metros de Pinar de Rocha. Dentro del auto se encontró el título del rodado, un boleto de compra-venta, una cédula verde de una moto Yamaha XTZ, tres celulares, 16.400 dólares, jeringas hipodérmicas (varias utilizadas), envoltorios de pasta base, dos “pipas” para estupefacientes, cuatro discos rígidos, una munición calibre 45, un casette VHS, su pasaporte y varias fotos con amigos.