• Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"
    • Dietrich: "En el kirchnerismo había una matriz de privilegio para los que estaban cerca del poder"
    • Detectaron una cuenta secreta en Luxemburgo del contador de los Kirchner
    • El empresario Aldo Roggio declaró ante el juez Bonadio, que analiza si lo aprueba como arrepentido

Muerte del empresario mendocino: un detenido y el misterio del auto incendiado

Roberto Viegas era dueño de un hotel. El empresario fallecido llevaba la misma ropa con la que había salido de su casa.

Un hombre fue detenido ayer por el caso de la muerte del empresario hotelero mendocino Roberto Viegas Bordeira (74). Está acusado de participar en el desguace y posterior incendio del auto en el que el empresario salió de su casa, siete días antes de que apareciera muerto.

El cuerpo del empresario fue encontrado el lunes, a sólo 200 metros de su barrio, en un descampado en la zona del Corredor del Oeste, una autopista del departamento de Godoy Cruz, en el Gran Mendoza.

Para los investigadores no hay indicios de una muerte violenta vinculada a la inseguridad. “No hay signos de violencia ni golpes en su cuerpo”, informó la Policía.

El empresario fallecido llevaba la misma ropa con la que había salido de su casa (jeans, alpargatas, un buzo azul de polar y bufanda), tenía puesto el reloj en su muñeca y la billetera en el bolsillo del pantalón. El celular lo había dejado en su vivienda y ese fue otro motivo por el que costó rastrearlo cuando desapareció.

Pero el fiscal de Homicidios Carlos Torres no quiso adelantar si se trató de una muerte accidental por caída o provocada por las bajas temperaturas. En conferencia de prensa dijo que esperará los resultados forenses para tener indicios de la causa que terminó con la vida del hotelero. “Pensar en un hipótesis sería suprimir las otras. Y en investigación no podemos descartar ninguna”, planteó Torres.

Viegas Bordeira era dueño de un hotel El Nevado, cercano a la terminal de ómnibus de Mendoza. Además fue un conocido futbolista del club Luján Sport Club, donde compitió en la Primera de Mendoza entre la década del 60 y 70. Estaba jubilado. Vivía en uno de los principales barrios cerrados de Mendoza, Palmares, muy cerca de donde apareció su cuerpo, una semana después de haber salido en su auto.

El empresario sufría de principio de Alzheimer y su familia temía que se hubiera desorientado y perdido. Sin embargo, esa presunción cambió el miércoles pasado cuando, 24 horas después de la desaparición, encontraron el auto del empresario, un Citroën C3, incendiado, sin ruedas ni la batería, en un basural ubicado en una zona peligrosa de Godoy Cruz, conocida como el Pozo, a unos dos kilómetros de su casa.

La persona detenida está involucrada en el proceso de desguace del auto, según infirió el fiscal. Aún resta saber si el robo del auto fue anterior o posterior a la muerte de Viegas. Si murió de manera accidental o si alguien lo empujó, lo dejó abandonado, provocó su muerte y otro delincuente, con posterioridad, robó su auto. O si fue un asesinato con intenciones de robo.