• Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"
    • Dietrich: "En el kirchnerismo había una matriz de privilegio para los que estaban cerca del poder"
    • Detectaron una cuenta secreta en Luxemburgo del contador de los Kirchner
    • El empresario Aldo Roggio declaró ante el juez Bonadio, que analiza si lo aprueba como arrepentido

Los padres de Micaela García, decepcionados con el jury al juez Carlos Rossi

Andrea Lescano y Néstor García, los padres de Micaela, durante el juicio en el que fue condenado a perpetua el asesino de su hija. (archivo)

Cualquiera podría pensar que lo más duro que vivieron los padres de Micaela García (21) en la primera jornada del jury contra el juez Carlos Rossi, que liberó anticipadamente a Sebastián Wagner y el ex convicto luego violó y asesinó a su hija, fue escuchar las dos horas en las que el magistrado le echó la culpa al sistema y hasta se victimizó. Sin embargo, Néstor García y Andrea Lescano sí regresaron a su casa decepcionados, pero por la actitud del Procurador General de Entre Ríos, Jorge Amilcar García.

“El Procurador no sólo le tuvo compasión a Rossi, sino que no se puso nunca en la postura de acusador y siempre remarcó que las preguntas eran a modo de aclaración y no para hurgar en las contradicciones en las que incurrió el juez”, le dijo el papá de Micaela a Clarín y se sinceró: “Me decepcionó y desilusionó. Parecía un juicio donde sólo había defensa para Rossi, cuando la sociedad pedía con este jury que se aclaren las cosas”.

Rossi, juez de Ejecución Penal de Gualeguaychú que liberó anticipadamente a Wagner, hoy condenado a perpetua por la violación y el crimen de Micaela en Gualeguay, comenzó a ser enjuiciado este martes por mal desempeño de sus funciones. Fueron siete los pedidos de destitución que se presentaron en su contra.

Cuando a Rossi le tocó hablar ante el jurado, dijo que los jueces no tienen “la bola de cristal” para anticipar lo que sucederá ante cada fallo, que los medios lo “demonizaron”, que fue víctima de una “condena social” y que el fallo fue del sistema, no suyo.

De traje gris claro, el juez de Ejecución Penal Carlos Rossi enfrenta un Jury de enjuiciamiento en su contra por mal desempeño de sus funciones. (Elonce)

“Entré al jury más optimista de lo que salí pero por la actitud pasiva del Procurador. Lo de Rossi es entendible porque busca defenderse. No se lo vio arrepentido de la decisión que tomó (darle la condicional a Wagner). Sí dijo que lamentaba lo que le sucedió a Micaela y que le hubiera gustado no ir a trabajar ese día en el que firmó la sentencia”, explicó Néstor.

Y agregó que la postura del juez fue “los responsables son otros y yo no tengo nada que ver” y que la esperanza la fue perdiendo con el correr de las horas cuando comenzó a notar que “el defensor del pueblo no tomó la postura que debería, de ser parte acusatoria”.

De espalda, el Procurador General de Entre Ríos, Jorge García. (Elonce)

A su lado estaba su mujer, Andrea, y ambos coincidieron que la vuelta a casa estuvo signada por el desánimo. “A ella le pareció que fue un circo”, fue lapidario Néstor y se explayó: “Sobre todo por la actitud que tomó el presidente (Germán Carlomagno) y el resto del tribunal ante el testimonio de la antropóloga, Rita Segato, se reían y la frenaron cuando exponía sobre los antecedentes de la perspectiva de género”.

Sebastian Wagner fue condenado por el crimen de Micaela a perpetua. (Archivo)

La conclusión de Néstor y Andrea tras la primera jornada del jury contra Rossi fue triste: “Esperaba más del Procurador. Ojalá cambie la actitud, si no para qué estaba en esa función. Salimos desilusionados porque era la oportunidad para que la Justicia se empiece a reconciliar con la sociedad entrerriana”.