• Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel
    • Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"
    • En su defensa, Cristina Kirchner pide la declaración testimonial de Mauricio Macri y señala a Angelici
    • La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado

Gritos, insultos y reproches frente a la comisaría de Claypole tras el ataque a dos hermanas

Los vecinos reclamaron por la falta de respuesta de la Policía. (MARTIN BONETTO)

Vecinos de la localidad bonaerense de Claypole se movilizaron hacia la comisaría de la zona para reclamar seguridad luego de que dos hermanas fueran apuñaladas por un ladrón en su zapatería.

“A mí asaltaron y tuve que salir con un cuchillo a correrlo. ¿Usted sabe que en la avenida Los Patos se juntan policías a tomar? Llamás al 911 y no te da pelota nadie. La Municipalidad tampoco. Tienen que hacerse cargo”, fue uno de los reproches que le realizaron los vecinos al jefe Distrital. 

El violento asalto ocurrió este jueves, cerca de las 19, en José Ignacio Rucci al 1300, a pocas cuadras de la estación trenes. Allí trabajan Natalia (32) y Silvana Zanghi (31), dueñas del local que heredaron de su papá Jorge.

Según quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona, un hombre en bicicleta frenó en la puerta, se quedó mirando la vidriera y luego entró al negocio. Con una cuchilla amenazó a las víctimas. 

A pesar de que las chicas le entregaron el dinero de la caja, el atacante comenzó a apuñalarlas. A Natalia le provocó tres cortes en el abdomen y a Silvana uno a la altura de las costillas. Por esas heridas, las mujeres perdieron una gran cantidad de sangre y tuvieron que ser internadas. Se encuentran en estado delicado. 

Una de las banderas que mostraron los vecinos para reclamar seguridad. (MARTIN BONETTO)

El asaltante intentó escapar pero fue atrapado por el custodio de un supermercado y comerciantes de la zona. Cuando llegó la Policía y quisieron subirlo al patrullero, varias personas comenzaron a golpearlo. 

Multitudinaria marcha de vecinos en reclamo de seguridad. (MARTIN BONETTO)

Conmocionados por el ataque a las hermanas Zanghi, cientos de vecinos y comerciantes se movilizaron este viernes a la noche. La convocatoria comenzó a las 19 y fue juntando gente con el correr de los minutos. Los manifestantes decidieron reclamar frente a la comisaría. 

“Pido que la política la dejemos para otro momento. Hoy es el pueblo de Claypole que viene a exigir justicia y seguridad”, aclaró uno de los vecinos.

El encargado de dar explicaciones fue el jefe distrital de Almirante Brown, Martín Mira, quien prometió reforzar la zona y “revertir la situación”. Los vecinos recibieron el anuncio con cierto escepticismo. “Necesitamos que sea efectivo y que sea constante no por hoy por mañana y por pasado”, remarcó uno de los manifestantes.

En algunos tramos de la discusión hubo insultos y cánticos contra la Policía. “Necesitamos que protejas a nuestros hijos, que no pueden salir solos, no pueden ir a la escuela ni a comprar, tenemos que ir con ellos. A mi hija la asaltaron dos veces cuando venía de la facultad. No queremos que nos maten”, le exigieron al jefe distrital. Y agregaron, con fastidio: “¿Qué quieren? ¿Que le demos plata para el combustible?”